Por MDO/E.P.

El consejero de Justicia, Interior y Víctimas en funciones de la Comunidad de la capital de España, Enrique López, ve «insolente y soberbio» que el Gobierno central no desee reformar Ley Orgánica de Medidas Singulares en Materia de Salud Pública que reemplazaría al estado de alarma.

En una entrevista en Antena tres, ha sostenido que se vive un «déjà vu» pues esto el Partido Popular lo planteó hace diez meses. «Nosotros hemos presentado ya 2 proposiciones de reforma de esta ley, en el mes de agosto y hace precisamente un mes. No deseamos ningún género de estrellato. Deseamos que haya un marco legal que habilite la adopción de esas medidas como ocurre en otros países«, ha trasladado.

López ha explicado que en la Comunidad de la capital española decidieron no aplicar el toque de queda el viernes pasado por el hecho de que sus «propios servicios jurídicos» se lo desaconsejaron. Y, con respecto a la solicitud de la encargada del Gobierno, Mercedes González, el consejero regional ha indicado que es la única persona con este cargo en España que ha criticado a su comunidad autónoma.

«No comprendemos esta crítica política cuando lo que hay que buscar es coordinación. Un botellón cualquier sábado es un inconveniente de orden público de carácter local, que debe atender la Policía Local; un botellón en un instante de pandemia es un problema médico público, en la que deben trabajar de manera conjunta Policía Local, Policía Nacional y Guarda Civil», ha explicado.

Para López, si no fuese que se está en un instante «trágico y trágico» para España y para el planeta esto sería «un chiste». A su parecer, están provocando que sean las comunidades las que soliciten el estado de alarma al Gobierno por no haber querido reformar una ley que puede mudarse en quince días.