Por MDO/E.P.

La Comunidad de la capital de España presenta la exposición ‘Yo me bajo en la próxima. ciento cincuenta años del primer tranvía en Madrid’, un recorrido mediante más de ciento cincuenta obras que en su mayor parte pertenecen a las compilaciones de la Biblioteca y del Fichero Regional de la capital de España, entre otras muchas entidades.

Conforme ha explicado el Ejecutivo madrileño en un comunicado, con esta muestra, se recuerda aquel treinta y uno de mayo de mil ochocientos setenta y uno en el que se inauguraba la primera línea de tranvía que circuló desde el distrito de Salamanca hasta el de Pozas, y va a poder visitarse en la sala de exposiciones de la Biblioteca Regional de la villa de Madrid hasta el próximo veintiseis de septiembre.

Comisariada por Francisco Juez Juarros, tiene como propósito enseñar al público la historia de sus diferentes modelos y los recorridos de las líneas por las calles de la urbe a lo largo del tiempo, resaltando su relevancia en la vida de la villa de Madrid, su relevancia como primer medio de transporte público en sus calles, su estrellato en los instantes históricos y su presencia en las manifestaciones culturales madrileñas.

El recorrido de la muestra ha sido dividido en 3 apartados primordiales. En el primer capítulo de la exposición se examinan sus orígenes y su desarrollo a lo largo de un siglo, mostrando los diferentes géneros de tracción (animal, vapor, eléctrica), el desarrollo de las líneas y la historia de las diferentes empresas, con documentos como guías, planos, documentos jurídicos, dictámenes, y fotografías.

En este apartado se notifica sobre el primer medio de transporte colectivo en la capital española, el ómnibus, precedente inmediato del tranvía, y asimismo se explican los primeros intentos, por último no materializados, de establecer en la capital de España líneas de tracción animal.

Otro de los aspectos que se pueden localizar en esta muestra es el dedicado a la evolución urbana de la capital y su extensión territorial, donde el visitante descubrirá un hecho esencial como es la construcción del tren-tranvía de circunvalación de la Urbe Lineal de Arturo Soria, que rodeaba el perímetro de la villa de Madrid, así como la urbanización de los alrededores por donde discurría la vía a los dos lados, como la industrialización, colonización agrícola y repoblación, que formaba la idea global de Arturo Soria para su urbe ideal.

Más de 100 años de funcionamiento

En el segundo capítulo se examinan diferentes aspectos sociohistóricos a lo largo de los más 100 años en los que el tranvía se sostuvo operativo. Se trata de un medio que democratizó el transporte en la capital de España, que fue esencial en la vida de los ciudadanos y que tuvo gran estrellato en diferentes instantes históricos de la urbe.

Un paSeo por la historia, por medio de las fotografías de Santurrones Yubero, en el que se ilustra de qué manera los madrileños hacían cola para aguardar su llegada, de qué manera aprovechaban aun para firmar contratos taurinos a lo largo de esa espera, de qué forma viajaban en su interior -tanto conocidos como anónimos-, y de qué manera iban subidos en los encuentres de los automóviles, a pesar de las prohibiciones.

Finalmente el recorrido, la muestra examina la presencia de diferentes manifestaciones artísticas en esta materia, desde la literatura al cine, pasando por la fotografía y la pintura.

Son usuales las referencias en distintos géneros literarios, y autores como Manuel Rico, Ramón Gómez de la Serna, Benito Pérez Galdós, Emilia Pardo Bazán o bien Wenceslao Fernández Florez han dedicado alguna de sus obras, episodios o bien artículos a este medio de transporte.

Asimismo ha sido un actor incontrovertible en el cine de España de la temporada, llegando a ser protagonista en películas como Se vende un tranvía de Juan Esterlich, en mil novecientos cincuenta y nueve. La exposición dedica un capítulo a esta faceta y proyecta ciertos fragmentos de obras en las que cobra estrellato y retrata el la capital de España de la temporada.