La presidente de la Comunidad de la capital española, Isabel Díaz Ayuso, se ha reunido este viernes en el Palacio de la Moncloa con el presidente de Gobierno, Pedro Sánchez. El jefe del Ejecutivo ha recibido a Ayuso en la escalinata de acceso a la sede de la Presidencia dando de esta manera inicio la asamblea entre los dos ?íderes que se genera una vez que la máxima líder regional fuera de nuevo ungida por segunda vez tras las elecciones del cuatro de mayo.

En su comparecencia de prensa tras la asamblea, Díaz Ayuso ha señalado que “en estos instantes, el futuro y los intereses de España y el futuro y los intereses de Pedro Sánchez son distintos”, y ha añadido que no se están aportando soluciones para el país y solo se idean “nuevos inconvenientes cada día”. Por esta razón ha advertido a Sánchez de que “si prosigue por este camino, va a tocar decidir o bien su porvenir o bien el de España”.

A lo largo del encuentro, la presidente regional ha presentado a Sánchez un documento con los temas más esenciales que el Gobierno tiene pendiente con la Comunidad de la capital española, como el Plan de Cercanías, el desarrollo de una EBAu única o bien ayuda para el plan de maternidad que desea desarrollar.

Sin embargo, la presidente ha señalado que “lo más preocupante” de lo que han hablado ha sido de España, donde “el deterioro de las instituciones, la de libertad y la igualdad” es “muy grave”. “Las resoluciones de Pedro Sánchez nos conducen a una rotura con el orden constitucional; a un cambio de modelo; a un cambio de país, si nada lo impide”, ha alertado Díaz Ayuso, al tiempo que ha manifestado que “España está secuestrada a cargo de minorías que la detestan y nos recuerdan día a día que desean terminar con ella”. “Incumplidores de la ley que son premiados, mientras que se castiga a quienes sí cumplimos. En definitiva: están fabricando una España que no conocemos. Y que absolutamente nadie pedía”, ha lamentado.

La primordial “misión” en esta asamblea, ha indicado Díaz Ayuso, ha sido rememorar al presidente cuál es el proyecto como Comunidad de la capital española y preguntarle “dónde va el suyo, dónde desea llevar a España, qué coste tiene el chantaje independentista, si se dejará mentir por ellos y si va a dejar que le hurten España a los españoles”.

“Si el presidente del Gobierno decide conducir a España por el camino de la normalidad, la sensatez, la unidad -lo habitual-, ahí va a tener a la Comunidad de la capital de España. Si, por contra, el Gobierno se dejará vejar, descuartizar y hundir a manos de contrincantes confesos, ahuyentando a la compañía, al capital, a la inversión o bien a los estudiantes, desuniendo a esta gran nación, empobreciéndola y arrastrándola, que no cuente ni conmigo, ni con absolutamente nadie de mi gobierno”, ha subrayado.

Ha protegido, además de esto, que todos y cada uno de los líderes regionales están en su derecho a charlar de lo que sucede en otras autonomías, pues son «contrapesos» mas «no estados diferentes» y ha elevado todavía más el caso de la capital de España, pues es «la casa de todos y cada uno de los españoles».

«En España hay un padre, que es el Gobierno de todos, mas tenemos encargadas competencias. Es una enorme familia y todo lo que sucede en todas y cada una de las habitaciones nos debe importar.. No vale que lo que de lo que ocurre en Cataluña el resto presidentes no podamos decir lo que pensamos», ha argumentado.

Además, Ayuso ha subrayado que «el deterioro de las instituciones es muy grave, corre riesgo nuestro prestigio. Las resoluciones de Sánchez nos conducen a un cambo de país si nada lo impide y contemplo con preocupación resoluciones que ponen en riesgo la convivencia. El último ejemplo es la Ley de Seguridad. No es solo un tema de discute político, sino más bien de hechos reales. Cuanto más fiero sea el poder, más desgastados van a estar los españoles», ha sentenciado.

Esta asamblea se enmarca en la recepción a los ?íderes autonómicos cuando son nombrados que está realizando Pedro Sánchez en el Palacio de La Moncloa. En verdad, el jefe del Ejecutivo recibió hace apenas unas semanas al presidente de la Generalitat de Cataluña, Pere Aragonès, siendo ungido tras las elecciones catalanes del pasado catorce de febrero.

Ahora, tras regresar a apoyar la confianza de la Reunión de la capital de España, Ayuso ha vuelto al Palacio de La Moncloa para ser recibida por Sánchez, días una vez que tuviese una audiencia con el Rey Felipe VI.

Esta es la segunda cita entre Sánchez y Ayuso en menos de un año. En el mes de septiembre de dos mil veinte, se reunieron en la Real Casa de Correos, sede del Gobierno regional, a solicitud de la presidente para abordar la curva de contagios de coronavirus en la capital española. Juntos anunciaron, flanqueados por veinticuatro banderas de España y la Comunidad de la capital de España, la creación de un conjunto de coordinación para la pandemia.