Por MDO/E.P.

La Inspección Educativa estudiará el caso de una pupila que procuró suicidarse tomando dieciseis pastillas de diazepam en un centro escolar de Colmenarejo. Desde la Consejería de Educación y Juventud han informado esta mañana que tenían previsto asistir a lo largo de hoy al centro para compendiar información y conocer de primera mano si se tiene perseverancia del supuesto acoso, tanto durante este curso como en precedentes.

La menor, de trece años, se tomó el pasado jueves dieciseis pastillas de diazepam para procurar quitarse la vida tras ser víctima de acoso escolar por múltiples compañeras de su instituto, conforme ha informado este lunes el diario ‘El Mundo’.

Hasta el momento, la Inspección Educativa de la Comunidad y la Unidad contra el acoso de la zona no les consta que se haya producido ningún caso de acoso en este centro de educación, mas Inspección Educativa compendiará en su visita «toda la información posible» y charlará con los responsables del centro.

«Desde el Gobierno regional estamos mentalizados de la relevancia de pelear contra el acoso escolar con la intención de que las salas madrileñas vivan en un tiempo de convivencia perfecto, pues pensamos que es esencial para los pupilos», han remarcado fuentes de la Consejería encabezada por Enrique Ossorio.

En este sentido, han señalado que la Comunidad ha efectuado un «gran esmero» en este ambito, lo que se ha traducido en una reducción de hasta un sesenta por ciento de las demandas de acoso escolar merced a la implantación de un plan concreto. El número de casos denunciados en la Inspección Educativa ha descendido desde los ciento setenta y nueve en el curso 2015/16, primero de la implantación del Plan del Gobierno regional, a los ciento cinco contabilizados en el curso 2018/19, lo que supone hasta setenta y nueve menos.