Iberdrola da un paso de gigante en Brasil. La compañía, por medio de su filial Neoenergia, se ha adjudicado su mayor línea de red eléctrica en el planeta en la subasta de líneas de transmisión eléctrica festejada este jueves, de mil setecientos quilómetros, conforme notificó la Agencia Nacional de Energía Eléctrica del país (Aneel).

Específicamente, Neoenergia se ha hecho con dos lotes de los trece ofertados: uno, de mil setecientos siete quilómetros, el proyecto de mayor extensión ofrecido en la subasta, entre los estados de Minas Gerais y São Paulo. La compañía asimismo ganó la adjudicación en el estado de Mato Grosso do Sul, de doscientos noventa y uno quilómetros. La inversión de estos proyectos va a ser de cinco mil quinientos millones reales brasileiros conforme datos del regulador -unos mil millones de euros- y va a crear más de once puestos a lo largo de su construcción.

La compañía apuesta por esta subasta merced a su atrayente marco regulativo -los ingresos están ligados a la inflación- y a la seguridad jurídica del país. “La adquisición de los activos fortalece la expansión de Neoenergia en el segmento de transmisión y afianza el compromiso de la compañía en el desarrollo del ámbito eléctrico del país. Tenemos un papel relevante en la ejecución del proyecto de transmisión en los últimos 5 años que nos robustece en este mercado. Las geniales coaliciones con empresas constructoras y distribuidoras nos dejan conseguir condiciones muy convenientes», afirma Eduardo Capelastegui, futuro CEO de Neoenergia desde el quince de julio de dos mil veintidos.

El proyecto de mil setecientos siete quilómetros tiene como propósito ampliar la capacidad de transmisión de la zona norte de Minas Gerais, a fin de que fluya la energía generada por fuentes renovables. Consta de 3 líneas con tensión a quinientos kV, aparte de una línea a cuatrocientos cuarenta kV. Asimismo se edificará la nueva subestación New Bridge tres de quinientos kV. El plazo concedido por el regulador para su construcción es de sesenta meses desde la firma del contrato de concesión el treinta de septiembre de dos mil veintidos. Este proyecto podría suponer en torno a diez trabajos a lo largo de la construcción.

El segundo prevé la construcción de doscientos noventa y uno quilómetros de líneas en 9 ayuntamientos del estado de Mato Grosso do Sul, con dos líneas en doscientos treinta kV y secciones y una subestación 230/138 kV Paraíso dos – 2×150 MVA. El propósito es la integración de las pequeñas plantas de energía hidroeléctrica Fundãozinho, Areado y Bandeirante y la conexión de la distribución en la zona de Paraíso. El plazo estimado por el regulador para su finalización es de cuarenta y ocho meses y se aguardan en torno a mil doscientos cincuenta trabajos a lo largo de la construcción.

Las redes, activos clave para Iberdrola

Brasil es uno de los mercados en desarrollo para Iberdrola. La compañía cuenta con más de dos.300 quilómetros de líneas de transmisión en operación en el país, tras la finalización de las entregas de subasta de abril de dos mil diecisiete, con una anticipación promedio de quince meses con relación a el plazo de la Agencia Nacional de Energía Eléctrica (ANEEL).

Además de esto, tiene cuatro.000 quilómetros en construcción, distribuidos en las 5 zonas de Brasil. La compañía adquirió el lote cuatro en la subasta de diciembre de dos mil veintiuno y, desde dos mil diecisiete, ha agregado trece proyectos. En sus últimos proyectos, la compañía ha probado eficacia y compromiso con la creación de valor, respetando una rigurosa política de asignación de capital y generando retornos seguros para sus accionistas.