Iberdrola ha cerrado formalmente el pacto para hacerse con el control de más de dos mil megavatios (MW) de capacidad eólica marina en EE. UU., afianzando su situación como uno de los mayores promotores de esta tecnología en el país.

La reestructuración de la compañía conjunta que sostiene con Copenhagen Infrastructure Partners (CIP) quiere decir que Avangrid Renewables, filial de Iberdrola, se hace con la propiedad total de Commonwealth Wind, que fue escogido en el mes de diciembre para proveer energía eólica marina a las compañías de electricidad de Massachusetts. El proyecto de mil doscientos treinta y dos megavatios (MW), la mayor instalación eólico-marina de Nueva Inglaterra hasta la data, va a crear once puestos equivalentes a tiempo completo durante su vida útil y producirá energía suficiente para aprovisionar a setecientos cincuenta hogares por año.

A través de el pacto, la compañía de España asimismo consigue la propiedad en exclusiva de Park City Wind, un proyecto de ochocientos cuatro MW en Connecticut, en avanzado estado de desarrollo, con un PPA asegurado y permisos del BOEM en tramitación.

Además de esto, Iberdrola conserva el cincuenta por ciento del parque Vineyard Wind 1, de ochocientos MW en Massachusetts, cuya construcción empezó en el último trimestre de dos mil veintiuno, como el derecho a tomar el control de este a lo largo de la fase de explotación. Cuando entre en operación en dos mil veinticuatro, Vineyard Wind 1 va a ser el primer parque eólico marino a escala comercial que opere en el país.

En conjunto, la inversión de Iberdrola en su cartera offshore en E.U. podría superar los quince millones de dólares estadounidenses en el futuro próximo.

Iberdrola lidera el desarrollo de las energías limpias en USA

Iberdrola ha crecido sensiblemente en 2 décadas operando en E.U.. Su filial AVANGRID, que empezó a cotizar en la Bolsa de la ciudad de Nueva York hace 6 años, está presente en veinticinco estados y administra más de ocho mil MW de capacidad de generación y más de ciento setenta quilómetros de líneas eléctricas por medio de 8 empresas de servicios públicos en la ciudad de Nueva York, Connecticut, Maine y Massachusetts, dando servicio a una población de siete millones de personas, con tres con tres millones de clientes del servicio directos.

Aparte de ser una de las 3 mayores empresas de energía eólica y solar de EE. UU., Iberdrola es ahora líder en energía eólica marina, con una cartera de cuatro mil novecientos MW. Tiene previsto invertir más de treinta millones de dólares estadounidenses entre dos mil veinte y dos mil veinticinco en redes de transporte y distribución, y en renovables, lo que le dejará prácticamente duplicar su capacidad renovable en dos mil veinticinco. Estas inversiones van dirigidas a acrecentar su presencia en los campos de la eólica marina y la solar fotovoltaica, aparte de robustecer su liderazgo en eólica terrestre.

Por medio de su filial, Avangrid, es asimismo dueña del área de desarrollo Kitty Hawk (dos mil quinientos MW), en Carolina del Norte; ya ha comenzado el proceso de obtención de permisos BOEM para el proyecto Kitty Hawk North (ochocientos MW), el primer proyecto que se desarrollará en esta zona y administra otros parques en una fase precedente de desarrollo.

Líder mundial en eólica marina

Iberdrola es líder mundial en el desarrollo de la energía eólica marina, con una capacidad operativa en cartera y desarrollos en primera fase de más o menos treinta y cinco MW. Centrada en países con objetivos ambiciosos, la compañía espera contar con dieciocho MW de energía eólica marina en funcionamiento en dos mil treinta.

En Europa, Iberdrola está a la cabeza del mercado eólico marino con mil trescientos MW de capacidad operativa en Alemania (Wikinger) y el R. Unido (East Anglia ONE y West of Duddon Sands) y prácticamente mil MW próximamente en Alemania (Baltic Eagle) y Francia (St. Brieuc). Aparte de U.S.A., administra una extensa cartera de proyectos en el R. Unido, Francia y Alemania, como en nuevas plataformas de desarrollo como Irlanda, Suecia y Polonia.

En el resto del planeta, la compañía está afianzando nuevas plataformas de desarrollo en múltiples zonas, con una esencial cartera de proyectos en Asia (el país nipón y Taiwán), como en otros mercados emergentes, como Brasil.

Inversión récord en el mundo entero para electrizar la economía

Iberdrola ha lanzado últimamente un plan de inversión récord de ciento cincuenta millones de euros para la próxima década, cerca de setenta y cinco millones para dos mil veinticinco. Estos planes dejarán a la compañía multiplicar por tres su capacidad renovable hasta los noventa y cinco MW y duplicar sus activos de red, apoyando la transición energética en curso en las primordiales economías del planeta.

Tras haber invertido ya ciento veinte millones de dólares americanos en los últimos veinte años, Iberdrola es líder en energías renovables con más de treinta y cinco MW de capacidad instalada, lo que transforma su parque de generación en uno de los más limpios del ámbito energético.

La compañía provee energía a unos cien millones de personas en decenas y decenas de países y sostiene cuatrocientos puestos en el mundo entero. Sus primordiales negocios se hallan en U.S.A. (AVANDRID), R. Unido (ScottishPower), España, Brasil (Neoenergia) y México. A nivel del mundo, Iberdrola asimismo tiene oficinas y una extensa cartera de proyectos de energía limpia en Australia, Alemania, Francia, el país nipón, Italia, Polonia, Suecia, Irlanda, Taiwán, Vietnam y Grecia.

Sobre Iberdrola

Iberdrola es una de las primordiales energéticas globales -tercera por capitalización bursátil en el planeta y líder en renovables-, que abandera la transición energética cara una economía baja en emisiones. El conjunto provee energía a cerca de cien millones de personas en decenas y decenas de países y desarrolla sus actividades de renovables, redes y comercial en Europa (España, el R. Unido, Portugal, Francia, Alemania, Italia y Grecia), U.S.A., Brasil, México y Australia y sostiene como plataformas de desarrollo mercados como el país nipón, Irlanda, Suecia y Polonia, entre otros muchos.

Con una plantilla de más de treinta y siete personas y unos activos superiores a ciento veintidos mil quinientos dieciocho millones de euros, en dos mil veinte consiguió unos ingresos superiores a treinta y tres millones de euros y un beneficio neto de tres mil seiscientos once millones de euros. La compañía contribuye al mantenimiento de cuatrocientos puestos en su cadena de suministro, con compras anuales de catorce millones de euros. Referente en la lucha contra el cambio climático, ha destinado más de ciento veinte millones de euros en las 2 últimas décadas a edificar un modelo energético sustentable, basado en sólidos principios medioambientales, sociales y gobernanza (ESG).