El distrito de Orcasitas, situado en la zona sur de la capital española, ha sido siempre y en todo momento homónimo de lucha vecinal y movimientos sociales. Su historia, aparte de las incesantes reivindicaciones y la transformación sufrida transcurrido el tiempo, ha transformado a este sitio en un territorio icónico de la capital. Ahora, el referente por antonomasia del movimiento vecinal y actual concejal del Municipio por Más la villa de Madrid, Félix López-Rey, rinde un pequeño homenaje al que ha sido a lo largo de años su hogar mediante la publicación del libro ‘Orcasitas: memorias vinculantes de un barrio’.

Este jueves, el Centro Cultural Meseta de Orcasitas, en el distrito de Usera, ha sido testigo del acto de presentación de la obra de López-Rey Gómez. El activista y actual edil ha estado acompañado por ciertos personajes políticos como la portavoz municipal de Más la villa de Madrid, Rita Maestre, las miembros del Congreso de los Diputados Mónica García y Manuela Bergerot, o la exalcaldesa Manuela Carmena, entre otros muchos. En el acto han participado asimismo los cronistas de la Villa Pedro Montoliú y Constantino Mediavilla, el cronista encargado de redactar la obra, Javier Leralta, el presidente de la FRAVM, Quique Villalobos, y ciertos de sus predecesores como Prisciliano Castro o Nacho Murgui.

Con el centro cultural totalmente atestado, la presentación ha dado inicio con la proyección de un vídeo sobre la evolución y los cambios urbanísticos de la capital y, concretamente, del distrito de Orcasitas en las últimas décadas. El responsable de abrir la liturgia ha sido el escritor del libro, Javier Leralta, que ha hablado con orgullo del trabajo de investigación efectuado y de su capacidad para enseñar al público de qué manera se levantó el distrito con el paso del tiempo.

“Manuela Carmena me afirmó una cosa realmente bonita en el momento en que me citó en su despacho, que le apenaba cuando la gente daba el último adiós y se iba sin que sus memorias quedasen escritas. Este distrito se ha esforzado, ha superado muchos inconvenientes e inconvenientes y esta publicación debía ser el resultado de la historia de Orcasitas. Es el empeño de un distrito, de un líder ciudadano y vecinal”, ha apuntado.

«Las asociaciones han marcado el camino»

Ahora, se ha dado paso a un vídeo a través del que, el público ha podido conocer el origen de las asociaciones vecinales y las primeras reclamaciones y quejas desde el surgimiento del distrito. El presidente de la FRAVM, Quique Villalobos, ha señalado tras la proyección el valor de estas agrupaciones para demandar a la Administración las necesidades de la ciudadanía. “El movimiento vecinal ha representado la dignidad de la ciudadanía. Cuando las calles son de barro, no hay agua corriente o no hay un consultorio medico, las asociaciones vecinales han marcado el camino y han demandado a la Administración que eso era lo que se tenía lograr. Nos hemos adelantado siempre y en todo momento a la Administración que, si no le das un empujón, no se mueve”, ha añadido.

La próxima en tomar la palabra ha sido la exalcaldesa Manuela Carmena, quien ha contado entre anécdotas las contrariedades que se han encontrado en el momento de contar las historias. Además de esto, Carmena ha hecho hincapié en la relevancia de la memoria digitalizada y ha lanzado una crítica a la presente administración política, que ha calificado de “desatendida”.

“Tenemos que estudiar y darnos cuenta lo que ha de ser la administración. En ocasiones pienso en todo cuanto hicimos en esos 4 años, mas asimismo en todo cuanto dejamos por hacer. La política no está bien, por el hecho de que 4 años son muchas cosas y en la política se nos quedan pequeños”, ha señalado.

Tras las palabras de la vicealcaldesa, el protagonista de la velada y autor del libro, Félix López-Rey ha tomado la palabra conmovido y entre lágrimas. El presente edil ha agradecido a los asistentes su presencia y ha hecho una mención singular a la tarea de Manuela Carmena en la creación de la obra.

“Este libro ha sido la historia del distrito. Refleja la historia de toda esa gente que vivimos en los años cincuenta y sesenta buscando una vida mejor. Una vida en el suburbio donde las casas eran peores que en los pueblos, mas donde había trabajo. Con el tiempo logramos en este distrito hacer más residencias y eliminar el chabolismo”, ha apuntado.

Félix López-Rey ha puesto en valor, además de esto, el trabajo tanto de las asociaciones vecinales como de los arquitectos que, tal como ha señalado, han conseguido convertir la urbe y transformar al distrito en lo que es actualmente.