El Ministerio de Temas Exteriores, Unión Europea y Colaboración ha adjudicado por ochenta y nueve y quinientos euros el contrato para el inventario y la mudanza desde sus diferentes sedes al que va a ser su nuevo emplazamiento en la plaza del Marqués de Salamanca, en la villa de Madrid, ya antes de finales del año en curso.

Conforme el acta de adjudicación, a la que ha tenido acceso Europa Press, el contrato de servicio de verificación de inventario, preparación del plano de implantación de moblaje, y administración y coordinación de la mudanza a Palacio del Marqués de Salamanca ha sido adjudicado a la compañía Savills Aguirre Newman Arquitectura SAU, la única que había optado a la licitación.

La compañía ha ofrecido efectuar el servicio requerido por ochenta y nueve y quinientos euros sin contar impuestos, con lo que el costo total va a ser de ciento ocho mil doscientos noventa y cinco euros. El Ministerio de Exteriores tenía previsto un presupuesto de 111.840,00 euros sin contar impuestos para hacer el inventario y la mudanza.

El propósito del contrato es contrastar «el inventario de moblaje, ficheros, equipos, cuadros y demás útiles existentes» en las diferentes sedes en Torres Ágora, Pechuán y la sede central del Palacio de Santa Cruz, como en el Guardamuebles de San Fernando de Henares.

Además de esto, conforme el pliego de prescripciones técnicas, va a deber realizar «los planos de ocupación de tal moblaje» y ocuparse de «la administración y coordinación de la mudanza a la nueva sede del Palacio del Marqués de Salamanca».

El inventario, que se efectuará a través de visitas presenciales, va a deber incluir el modelo, las medidas, las peculiaridades y el empleo actual del moblaje existente que vaya a ser objeto de traslado, con su pertinente referencia, descripción y localización actual y futura.

«La reutilización del moblaje y su predisposición en la nueva sede se va a hacer siguiendo criterios de uniformidad y homogeneidad en el amueblamiento de los puestos», precisa el documento. Además de esto, la compañía contratista va a poder indicar la necesidad de adquirir moblaje auxiliar «en el caso de no ser posible la reutilización del moblaje existente o bien de ser preciso adquirir nuevos útiles» para la nueva sede.

Fases y sedes

Con lo que se refiere a la administración y coordinación de la mudanza de las diferentes sedes a la nueva, va a deber realizar «una planificación temporal detallada por fases y sedes de los trabajos de mudanza precisos».

En la planificación temporal, precisa el pliego, van a deber tenerse en cuenta cuestiones como la duración de cada actividad, los efectivos precisos para su realización y la existencia de ciertos recursos con un tratamiento concreto en lo que se refiere a manipulación y transporte (recursos culturales, cajas fuertes y ficheros blindados, etcétera).

Además, el contrato demanda a la compañía adjudicataria «tener una póliza de seguro de responsabilidad civil de cuando menos 3millones de euros para la cobertura de todos aquellos daños y perjuicios que puedan derivar de la ejecución del contrato.

El plazo de ejecución previsto empezaba en el mes de mayo y concluía a fines de este año, mas la adjudicación del contrato no se ha hecho hasta el seis de junio, con lo que podría llevar cierto retraso.

De conformidad con los plazos recogidos en el pliego de prescripciones técnicas particulares, la verificación del inventario y preparación de los planos de ocupación actual y de la implantación en la nueva sede debía efectuarse entre mayo y junio, al paso que este mes de julio debe presentarse el informe sobre la posible adquisición de moblaje auxiliar.

La preparación de la mudanza debe efectuarse en el mes de septiembre, al paso que el traslado desde las diferentes sedes de los mil trescientos treinta y cinco puestos previstos va a deber hacerse entre octubre y finales de año. En el caso específico de las 2 primordiales sedes actuales, el Palacio de Santa Cruz y Torres Ágora, la mudanza habría de estar terminada para el veintiuno de noviembre.

Un par de años de retraso en la mudanza

La confía para la rehabilitación del edificio de Marqués de Salamanca se firmó en el mes de julio de dos mil dieciseis y el Ministerio de Hacienda encargó a Tragsa su ejecución. En un inicio estaba previsto que estuviese completada en un plazo de treinta meses, con lo que debería haber acabado en dos mil diecinueve, mas su finalización se ha retrasado.

El Ministerio de Exteriores abandonó la construcción de la plaza del Marqués de Salamanca en dos mil cuatro por inconvenientes de polución con naftaleno y llevó el grueso de sus departamentos a Torres Ágora. Sin embargo, tras el traslado al edificio rehabilitado, se sostendrá la histórica sede de la Plaza de Santa Cruz, al lado de la Plaza Mayor de la villa de Madrid, donde tienen su despacho los ministros, y el lindante Palacio de Viana, dedicado a asambleas y actos protocolarios.