España es uno de los países más populares de todo el planeta en materia turística, por este motivo, si tenemos la suerte de residir en el país es prácticamente una responsabilidad visitar aquellas regiones que gozan de una belleza inimaginable. Entre todos los enclaves del territorio nacional, las Rías Baixas destacan en gran medida por su impecable propuesta natural, destacando sus playas, centros históricos y paisajes verdes. Si tienes pensado visitar esta zona del norte de la península, entonces lo mejor es que te prepares un buen itinerario, con todas esas excursiones que no puedes pasar por alto, pudiendo aprovechar así cada minuto de tus vacaciones.

1. Visita las Islas Cíes

Si hay un lugar imperdible en todas las Rias Baixas, ese es, sin duda, las Islas Cíes. Se trata de un espacio protegido para el cual se debe pedir una autorización de cara a poder hacer una visita. Por lo tanto, debes tramitar dicho permiso antes incluso de comprar el billete de barco en cuestión, un barco que sale desde Vigo, de Baiona o de Cangas.

En las islas conectarás con la magia gallega, tan marcada por la naturaleza. Algunas de las mejores playas de España y, probablemente, del mundo, se encuentran en este lugar. También podrás hacer senderismo por sus montes, ideal para pasar un día de camping en plena libertad. Eso sí, si eres más de probar la gastronomía local, tienes varios restaurantes para elegir.

2. Recorre el sur de las Rías Baixas

El sur de las Rías Baixas también es un enclave turístico cuando viajamos a esta región. Lo más apropiado para esta excursión es comenzar en A Guarda, para ir subiendo hasta Tui, conectando de lleno con esta zona meridional de Pontevedra.

Las vistas desde el Monte Santa Tegra, el paraíso de los surfistas que es A Guarda, la desembocadura del río Miño, las playas semisalvajes, las bodegas de O Rosal o los pueblos de la frontera con Portugal, son solo algunas de las muchas razones por las que deberías incluir este recorrido en tu itinerario. Sin duda, una de las experiencias más culturales y embriagadoras en las Rías Baixas.

3. Isla de Ons, otro paisaje que no te puedes perder

Al igual que las Islas Cíes, otra excursión que no puedes dejar de hacer es la visita a la Isla de Ons. Es la única isla que está habitada en esta zona, contando con menos de 70 personas en toda la isla. En consecuencia, es una oportunidad única para conocer la tradición gallega en primera persona.

Allí podrás realizar todo tipo de actividades, como es el caso del buceo por sus aguas transparentes y repletas de fauna, o una excursión de observación de aves. Así que ya puedes ir reservando tu tour en barco por este paraje, con el fin de dejarte sorprender con toda la belleza que aguarda en la Isla de Ons.

4. De Baiona a Vigo, un núcleo urbano hermoso

La ría de Vigo nos deja dos lugares imperdibles en este viaje: Baiona y Vigo. La primera localidad es imperdible, puesto que goza de una propuesta cultural incontestable en su centro histórico, así como numerosos restaurantes que aprovechan la frescura de la gastronomía gallega para deleitar a nuestro paladar.

Desde Baiona puedes hacer la excursión directamente hasta Vigo. Una vez allí, no te pierdas el Barrio da Pedra, el Paseo de Alfonso XII o el Museo Macro. Todo ello terminando con una imponente vista panorámica de la ciudad, desde el Monte do Castro, pudiendo observar así la imponencia de esta zona tan famosa de Galicia.

5. O Grove, playas de gran belleza

No podemos hablar de excursiones en las Rías Baixas y dejar de lado O Grove. Para llegar a esta localidad, puedes empezar el recorrido en Cambados y contemplar la hermosura de este pequeño pueblo. Un lugar con encanto que también te dejará una de las mejores vistas hacia el mar de la zona.En O Grove tienes decenas de planes por hacer, no obstante, si hay algo que destaca en este municipio, eso son las playas. La de San Vicente do Mar, la de A Lanzada, la de Canelas o incluso la Isla de La Toja, son algunas de las más destacadas de O Grove. Un punto de visita del que no puedes prescindir en tu viaje a Galicia.