Las monedas virtuales han sufrido una auténtica revolución en los últimos años, con cada vez más usuarios, empresas y entidades apostando por su comercialización y utilización, de manera habitual. Pero no todas las criptomonedas son exactamente iguales, y nombres tan relevantes en el mercado como Ethereum y Bitcoin, presentan importantes diferencias que merece la pena conocer para poder tomar las decisiones más adecuadas con ellas en cada momento. 

Desde hace ya algunos años, las criptomonedas han empezado a formar parte indispensable de la vida de muchos usuarios, siendo productos financieros cada vez más utilizados y demandados en nuestro país y en todo el mundo. Unas monedas virtuales como Ethereum o Bitcoin, que presentan ventajas realmente interesantes, y que son una inversión que cuando se realiza correctamente y con todas las garantías necesarias, pueden conllevar importantes beneficios para el usuario, tanto en el corto como en el largo plazo. 

Por lo que no es de extrañar que sean más las personas que cada día se interesan por las criptomonedas y que acuden a software especializados en este ámbito, como Bitcoin Up, para realizar de una forma cómoda, eficaz y segura todas sus transacciones. Pero si de verdad queremos sacar el mayor partido posible a estas nuevas monedas virtuales, merece mucho la pena conocer cuáles son las principales criptomonedas que existen en la actualidad y cuáles son sus principales diferencias. 

Vamos a prestar atención a continuación a dos de los grandes nombres del mercado de las monedas virtuales: Ethereum y Bitcoin. Hablaremos sobre las características más relevantes de cada una de ellas y cuáles son las principales diferentes que tienen entre sí, para saber en todo momento cuál puede ser la que más nos conviene adquirir, dependiendo del uso que queramos darle. 

Bitcoin

Uno de los pesos pesados del mercado de las criptomonedas, sin duda alguna, es el Bitcoin. No tenemos más que echar un vistazo a Bitcoin Equaliser opinions para darnos cuenta de que las transacciones con esta moneda no han hecho más que crecer en los últimos tiempos y que son muchos los usuarios que realizan transacciones de todo tipo con el Bitcoin, con la ayuda de aplicaciones online especializadas en este ámbito y que permiten automatizar muchas de las decisiones a tomar. 

Bitcoin utiliza la tecnología de bloques, que hace que sea muy difícil de robar y de manipular. Pero entre sus características más relevantes, podemos también destacar que se negocia en el mercado abierto, siendo una moneda realmente flexible de utilizar en la actualidad, pero que también tiene una cierta escasez -solo pueden producirse 21 millones de esta criptomoneda- y esto que hace que sea un producto muy apreciado, cuyo valor puede subir hasta límites realmente altos. 

Ethereum

Por otro lado tenemos a Ethereum, otra de las criptomonedas que más está arrasando en nuestro país. Su funcionamiento es muy parecido al del Bitcoin y también utiliza la tecnología de cadena de bloques, con la diferencia de que esta va todavía un paso más adelante, por medio de los contratos inteligentes y las aplicaciones descentralizadas. Otra diferencia importante entre ambas es que con Ether, pueden cobrar una tarifa determinada a la hora de realizar una transacción, así como que esta criptomoneda no tiene ningún límite de cantidad en el mercado, y a priori, el valor de su precio no fluctúa tanto con el paso del tiempo. 
También merece la pena destacar que Ether puede usarse sin problema en toda la red de Ethereum, pero existen otros muchos sitios donde no es aceptada y donde no se puede comerciar con ella. Pero por otro lado, Bitcoin no puede utilizarse en Ethereum. Por lo que podemos decir que la elección más adecuada entre una y otra moneda virtual, dependerá básicamente de dónde, cómo y para qué queramos utilizarla, teniendo en cuenta todos estos factores básicos tan útiles que acabamos de comentar.