Estrategias para ligar con una mujer divorciada

Especiales, tiernas y seductoras, las mujeres son el centro de la vida de un hombre. Sin embargo, todos sabemos que también pueden llegar a ser muy temperamentales y desesperantes, aunque sin ellas no se puede vivir. Conquistarlas puede llegar a ser un gran enigma por descifrar, un desafío nada fácil. La situación se complica aún más cuando esa fémina que roba los sueños se acaba de divorciar. ¿Difícil? Sí, pero no es una misión imposible.

La mujer, ese ser vivo tan maravilloso y apasionante que, así como puede hacer desesperar a cualquiera por sus variados temperamentos, también puede llenar a su hombre de gozo, ternura y amor en cada momento. Conquistarla de por sí, puede llegar a ser tan enigmático como desafiante, no podemos predecir con lo qué va a salir, nadie sabe a qué atenerse.

Pero si es todo un reto ganarse el corazón de una mujer en general, más aún lo es, cuando recién ha salido de una relación amorosa, peor aún si el escenario es un divorcio. La mujer separada es toda una caja de pandora, son diferentes las maneras en las que pueden estar afrontando este episodio en sus vidas.

Están las que se deprimen, se encierran en sí mismas y no quieren ni escuchar la palabra «hombre», y también podemos ver a las mujeres que a pesar del dolor que sienten no se cierran a la posibilidad de rehacer su vida. Sean unas o las otras, en todas coincide el hecho de que tienen un alto grado de vulnerabilidad.

Reto difícil, no imposible

Un hombre que se ha propuesto el reto de conquistar a una mujer que recién se acaba de divorciar no lo tiene fácil, pero imposible tampoco es. Para lograr el éxito es importante tener en cuenta algunas estrategias que pueden ayudar a entender a una mujer de que sí hay vida amorosa después del divorcio, que el pasado doloroso hace crecer y prepara mejor a la persona para el futuro que está por venir.

Uno de los principales consejos que hay que aplicar, es esa vieja frase que reza: «sin prisa, pero sin pausa«. Ir conociéndola poco a poco e ir haciéndole ver lo qué le gusta de su personalidad, están entre los pasos a seguir. Recordemos que tras una separación la mujer suele tener la autoestima muy baja, pensando que a nadie le va a gustar.

Que un hombre le diga constantemente y con toda sinceridad a una mujer lo que le gusta de ella, siendo realista y sin exagerar, es una estrategia que no falla. Además no cuesta nada, tan sólo es decir la verdad.

Escuchar, palabra clave en este momento. Una de las cosas que por lo general es liberador en una mujer tras una ruptura es hablar. Estar siempre dispuesto, no sólo a escucharla, sino a tratar de entenderla es algo que valorará mucho porque es una necesidad. Estar atentos incluye además, ser sensibles, abrazarla y demostrarle que no está sola.

Otra clave es apartarla de todo aquello que le causa dolor en cuanto a la relación que intenta superar, es convertirse en una especie de vía que conduzca al olvido. Mostrarle que existen lugares nuevos, actividades diferentes y maneras de ver la vida con optimismo, distintas a las que vivió antes, es una forma de sacarla de ese estado de nostalgia y melancolía que cierra las puertas a nuevas relaciones amorosas.

Consejos que no fallan

Son muchos los consejos que puede seguir un hombre realmente interesado en una mujer que recién está superando una ruptura. No es conveniente agobiarla ya que está atravesando una transición, no se siente estable.

Sorprenderla con algo que ella siempre ha querido, pero que su antigua pareja desestimaba, también es una excelente manera de ganarse la admiración de una mujer. De igual manera, conectarse con sus hijos, obsequiarle con algo que tenga que ver con una afición, o practicar una actividad juntos como el yoga, son otras estrategias infalibles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *