Ya ha empezado la Campaña de la Renta dos mil veinte, un ejercicio que indudablemente va a ser en especial complejo para los trabajadores que se han visto perjudicados por algún género de ERTE (total o bien parcial). Al contar el SEPE como un segundo pagador, el umbral a fin de que la declaración de la renta sea obligatoria desciende a catorce euros anuales, desde los veintidos euros percibidos por aquellos que cuentan con un solo pagador (siempre que el importe percibido por el segundo pagador supere los mil quinientos euros).

Además de esto, este año la atención presencial en las oficinas de la AEAT no va a estar libre hasta el dos de junio, y la asistencia telefónica tampoco va a ser una opción alternativa a lo largo de las primeras semanas, puesto que no se habilitará hasta el seis de mayo. Esto puede suponer un inconveniente para los impositores, y es que conforme datos propios de TaxDown, el ochenta por ciento de los impositores reconoce que precisa solicitar ayuda para poder presentar la declaración apropiadamente, y todavía con esa ayuda externa, todos los años en España se presentan más de novecientos declaraciones con algún género de fallo.

Hoy, la opción alternativa más asequible al boceto, que maximiza el ahorro, recobrando cada céntimo libre para el impositor, es asimismo digital, mas de iniciativa privada. TaxDown, Cooperador Social de la AEAT, es una start-up que ofrece a los impositores una forma fácil de hacer la declaración de la renta en internet, en unos pocos clicks y de forma inteligente. Por tercer año sucesivo, TaxDown es la opción digital más rentable para efectuar la declaración, que ha ahorrado a sus usuarios un total de más de 4 millones de euros a lo largo de los 2 ejercicios precedentes.

Las deducciones a la familia y a la residencia, el primordial ahorro en la comunidad de la capital española

De las 12 deducciones autonómicas que pueden aplicarse los madrileños , más de la mitad pertenecen al plano familiar y a la residencia. Es esencial entender cada caso individual, puesto que en todos y cada circunstancia se van a aplicar unas deducciones específicas.

Como caso práctico, imagina un impositor madrileño menor de cuarenta años con ingresos de hasta veintidos euros en el ejercicio precedente, con un solo pagador, dos hijos compartidos con su pareja (dos mil dieciocho y dos mil veinte), con gastos de guardería y una residencia de alquiler. Usando la herramienta de TaxDown, para hacer la declaración de la renta, le saldría a devolver mil ochocientos once euros, una diferencia de más de mil trescientos euros respecto al borrrador. ¿Por qué razón? Por el hecho de que TaxDown incluye todas y cada una de las deducciones, inclusive las autonómicas.

Conforme datos de la Hacienda y el Portal de Trasparencia del ciudadano, prácticamente seis millones de españoles confirman su boceto de Hacienda sin revisar si le han aplicado, entre otras muchas cuestiones, las deducciones autonómicas. Esto se traduce en más de nueve mil millones de euros no deducidos y que podrían suponer un enorme ahorro.


El beneficio de TaxDown está en su algoritmo y en sus aconsejes fiscales

Exactamente para asegurar el máximo ahorro en la declaración, TaxDown® ha desarrollado un algoritmo propio, que cruza los datos fiscales con los datos personales y es de este modo como advierte todas y cada una de las deducciones autonómicas y estatales aplicables, que no están reflejadas, por defecto, en el boceto que plantea Hacienda. De esta forma, la plataforma mejora en un alto porcentaje los resultados del boceto inicial ofrecido por Hacienda.

Este sistema deja a los usuarios presentar su declaración con sencillez y velocidad, cien por ciento on line y con el apoyo de los aconsejes fiscales de TaxDown, que están libres para solucionar cualquier incidencia que pueda surgir, acompañando a los impositores durante todo el proceso.

¿De qué manera se hace la declaración con TaxDown?

Como Cooperador Social de la AEAT (Agencia De España de Administración Tributaria) cuando el usuario se registra y también introduce sus datos de identificación fiscal (casilla quinientos cinco del ejercicio dos mil veinte, identificación a través de [email protected] PIN de Hacienda o bien el número de referencia), el usuario accede a su información de manera directa de la Hacienda. Más tarde solo debe confirmar sus datos y responder a entre seis y quince preguntas fáciles sobre su situación fiscal, para poder aplicar todas y cada una de las deducciones posibles que le tocan. Unos segundos después la plataforma va a ofrecer el resultado del cálculo TaxDown y el de su boceto, a fin de que el impositor pueda equiparar.

La plataforma ofrece precisión y seguridad, con múltiples sistemas de detección para disminuir al mínimo la posibilidad de introducir datos equivocados. Esas alarmas derivan a un equipo de fiscalistas de TaxDown, notificando de todas y cada una aquellas declaraciones que merecen ser revisadas.

La aplicación está libre tanto en Android como en iOS, ofrece la posibilidad de simular la declaración de manera gratuita, verificando cuánto dinero podría ahorrarse presentando con TaxDown. Caso de que el usuario decida proceder con la plataforma, TaxDown cobra una tarifa plana de treinta y cinco€, que incluye todos y cada uno de los servicios asociados (presentación de la declaración, asistencia a lo largo del proceso, revisión tras la presentación si es preciso, etc).

De este modo, cualquier impositor por cuenta extraña y sin contar con de ningún género de conocimiento fiscal, puede efectuar seguramente y fiable su declaración, asegurándose el máximo ahorro.