Por MDO/E.P.

La Unidad de Rehabilitación Funcional (URF) del Centro de salud público Enfermera Isabel Zendal ha abierto este lunes para atender a pacientes que presenten secuelas graves tras haber pasado por traumatismos, cirugías u otras enfermedades y que requieran cuidados multidisciplinares. Instalada en el pabellón 1 del centro, cuenta con ciento setenta profesionales y capacidad de hasta cien camas. Así, este centro de salud pensado para atender de forma mayoritaria a pacientes inficionados por el coronavirus renueva su actividad con esta unidad de rehabilitación.

El consejero de Sanidad de la Comunidad de la capital española, Enrique Ruiz Escudero, ha visitado este nuevo recurso de la sanidad pública madrileña que ha abierto sus puertas con cincuenta y cuatro camas en funcionamiento mas que, conforme las necesidades, podría llegar al centenar. Conforme ha explicado, este nuevo recurso atenderá a aquellas personas perjudicadas que hayan superado la fase aguda de procesos como accidentes cerebro-vasculares, cirugía ortopédica y traumatismos, que requieran de cuidados y de una rehabilitación específica.

A lo largo de su visita, Ruiz Escudero ha asegurado que la inspiración para su creación ha sido «el beneficio que supone tener un personal que ya está entrenado, la infraestructura y los medios técnicos libres, aparte de que el Zendal tiene espacios extensos y inmejorables para la movilidad que se precisan para su restauración».

«Ofrece una atención especializada y más intensa que les va a permitir conseguir un mayor grado de independencia y hacerlo con recursos más concretos que los libres en el centro de media estancia o en un centro sociosanitario, con lo que se logra recortar los días de ingreso de los pacientes, consiguiendo ya antes el alta», ha señalado Escudero.

Esta URF va a contar con 7 controles de enfermería y una sala de estar para percibir familiares. Además de esto, dispondrá en otro módulo de un gimnasio de rehabilitación pertrechado con todo el material preciso para la restauración de los pacientes y salas de espera que se han panelado para crear diferentes entornos. Asimismo va a haber una consulta médica y de enfermería con la meta de atender a los enfermos que asistan al centro de salud de día.

ciento setenta profesionales de diferentes especialidades

En esta unidad van a trabajar un total de ciento setenta profesionales, esencialmente internistas, rehabilitadores, geriatras, fisioterapeutas, enfermeros, logopedas, farmacéuticos, supervisoras, terapeutas ocupacionales y técnicos de rayos, entre otros muchos. El consejero ha señalado que este recurso «es el paso que hoy da la sanidad pública madrileña en la atención de aquellos que precisan restauración intensa a lo largo de un tiempo prolongado».

«Una vez más el Centro de salud público Enfermera Isabel Zendal se ubica como referente de la sanidad pública de España, pues no hay nada afín en este país«, ha proseguido Ruiz Escudero, para agregar que «es un orgullo para la Comunidad de la capital de España abanderar proyectos que procuran atender mejor al paciente por el profesional más conveniente y con los recursos precisos a fin de que reciba una asistencia de calidad».

Por último, el Servicio Madrileño de Salud (Sermas) ha desarrollado un protocolo con los criterios de derivación y traslado de los enfermos basándonos en su perfil clínico. Además de esto, esta unidad va a contribuir fortalecer este género de cobertura asistencial de restauración en la capital.

El Centro de salud Enfermera Isabel Zendal ha atendido a lo largo de la pandemia más de diez ingresos Covid-diecinueve, ha llegado a ingresar el treinta por ciento de hospitalizados por el SARs-CoV-dos, cuenta con la UCRI más grande de España, por la que han pasado más de mil cuatrocientos enfermos y ha administrado más de dos millones de dosis de vacunas.

Además de esto, cuenta con una Unidad de Rehabilitación Integral por Covid, que comenzó a marchar en el mes de marzo de dos mil veintiuno y está centrada en tratar a quien tras superar el Covid-diecinueve presentan secuelas graves. Desde ese momento ha atendido a ciento sesenta pacientes y en nuestros días cuenta con 8.