Por MDO/E.P.

El Rey Felipe VI ha visitado este sábado el dispositivo instalado en la base área de Torrejón en la capital española para percibir a los ciudadanos afganos evacuados del país y el campamento en el que están instalados los últimos que llegaron a España este viernes tras ser parte de los últimos vuelos que pudieron participar en las tareas de evacuación en el aeropuerto de la ciudad de Kabul.

A su llegada a la base aérea de Torrejón, el Rey ha encabezado la sesión del conjunto de trabajo interministerial sobre Afganistán para conocer las más recientes novedades del operativo, una vez que este viernes se diese por concluida la misión de evacuación desde el aeropuerto de la ciudad de Kabul.

En ella, Felipe VI ha pedido al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que transmita el «reconocimiento» a todo el mundo que han participado en el dispositivo de acogida de asilados afganos «por su voluntad y capacidad profesional», conforme han trasmitido fuentes de la Casa Real.

Tras el encuentro, de media hora de duración, Felipe VI y Sánchez, acompañados de 7 ministros, han tenido la ocasión de recorrer el dispositivo que a lo largo de este mes ha brindado la primera atención a los ciudadanos afganos que han ido llegando a la base de Torrejón.

El Rey ha sido recibido primeramente por el Jefe de Estado Mayor de la Defensa, el almirante Teodoro López Calderón, y ahora ha tenido ocasión de saludar al embajador de España en la ciudad de Kabul, Gabriel Ferrán, y su ‘número dos’, Paula Sánchez, quienes asimismo aterrizaron este viernes en la capital española en el último vuelo que salió de Afganistán.

Conforme las fuentes de Casa Real, esta charla ha abordado la situación de Afganistán y ciertas zonas específicas, que el monarca conocía tras los veinte años de misión de las Fuerzas Armadas en el país asiático. Después, la comitiva ha hecho exactamente el mismo camino que a lo largo de días han efectuado los afganos al llegar a España y han tenido ocasión de dialogar con las personas que les han recibido.

El primer mostrador instalado en un hangar del Ejército de Aire es el de Sanidad Exterior, donde se ofrecía la primera atención médica a los recién llegados, se les tomaba la temperatura y efectuaba una prueba PCR ya antes de ser atendidos por personal de Urgencia Consular para su identificación.

Ahora, los asilados eran atendidos por los servicios de Cruz Roja, sobre todo los pequeños y las familias, y por miembros del Ministerio de Inclusión, Servicios Sociales y Migraciones. Efectivos del Ministerio de Defensa son quienes regulan todo el dispositivo y miembros de la Policía Nacional, apoyados por Guarda Civil, efectuaban su identificación final y también empezaban los trámites para la concesión del permiso temporal de estancia en España.

Esta visita ha concluido con una fotografía de familia, que ha finalizado con un aplauso del Rey, el jefe del Ejecutivo y todos y cada uno de los ministros al personal que ha participado en este dispositivo de acogida.

Ahora, los afganos se trasladaban al campamento instalado en exactamente la misma base de Torrejón, donde pasan sus primeras horas en España. Allá se ha apartado asimismo Felipe VI y los miembros del Gobierno, si bien sin imágenes. A última hora de este viernes había cerca de seiscientos ciudadanos alojados en el campamento, si bien se espera que al final de este sábado solo queden unos doscientos, conforme han precisado fuentes del Palacio de la Moncloa.