Por MDO/E.P.

El programa «Cuidar de quienes cuidan» va a contar por vez primera con doce visitas a domicilio, cuatro mil llamadas de seguimiento telefónico y mayor oferta de talleres de apoyo para las familias. El nuevo contrato para este servicio se ha aprobado el día de hoy en la Junta de Gobierno de la capital española y ha supuesto un incremento del cuatrocientos setenta y cuatro por ciento en el presupuesto, 6 veces más en comparación con precedente contrato, ha expuesto el encargado de Familias, Igualdad y Bienestar Social, Pepe Aniorte.

El programa está dirigido a calmar la carga sicológica y sensible de las familias que cuentan con personas en situación de dependencia. Además de esto, va a ofrecer un mayor número de talleres grupales, pasando de mil ocho a mil quinientos doce, y se van a ofrecer nuevos géneros de actividades enfocadas al alivio del agobio de las familias y la creación de nudos sociales que combatan el aislamiento de los usuarios.

Aniorte ha explicado que han transformado `Cuidar a quienes cuidan´ en un «programa más completo y más personalizado por su enorme influencia en el bienestar sicológico y sensible de las familias cuidadoras»

Conforme una evaluación del programa elaborada por la Dirección General de Innovación y Estrategia Social, el sesenta y tres con cuatro por ciento de los cuidadores con sobrecargas más severas vieron aliviada su situación tras pasar por el proyecto.

El programa, desarrollado esencialmente en los centros de servicios sociales de la urbe de la capital de España, empezará a marchar el 1 de octubre con un presupuesto base de ochocientos veinti mil euros, 6 veces más que el empezado en dos mil diecisiete. El equipo va a estar formado por sicólogos, educadores sociales, terapeutas ocupacionales, abogados y trabajadores sociales.

Además de esto, la Junta de Gobierno ha aprobado el nuevo contrato para la administración de seiscientos camas articuladas, doscientos grúas y doscientos jergones antiescaras dirigidos a personas mayores de sesenta y cinco años en situación de dependencia y a sus familias. Este servicio, que entiende la instalación, mantenimiento, reparación y substitución de estos productos, cuenta con un presupuesto de uno con dos millones de euros.