Ya se conocen los resultados de las elecciones andaluzas de este diecinueve-J. Con el noventa y seis con dos por ciento de los votos examinados, el PP consigue una enorme victoria con el cuarenta y tres con uno por ciento de los apoyos y cincuenta y siete escaños.

Los del presidente Juanma Moreno superan el escaño número cincuenta y cinco, que marca la mayoría absoluta en el Parlamento Andaluz. Su partido ha más que duplicado los resultados de dos mil dieciocho, cuando consiguió veintiseis miembros del Congreso de los Diputados.

El Partido Socialista se quedaría en el veinticuatro con veintidos por ciento de los votos y treinta y uno escaños. Juan Espadas consigue en consecuencia dos escaños menos que Susana Díaz, quien había logrado ganar en dos mil dieciocho con treinta y tres miembros del Congreso de los Diputados, si bien no pudo regir. Espadas, el aspirante de Pedro Sánchez, además de esto se deja más de tres puntos porcentuales de votos con respecto a su predecesora en las precedentes elecciones.

Vox sería tercero esta vez con Macarena Olona, quitando a Ciudadanos esa situación, consiguiendo catorce escaños y el trece,45 por ciento de los votos. En dos mil dieciocho consiguió doce, por lo que su resultado es positivo, mas desde la capital de España se aguardaba considerablemente más con esta candidatura. En verdad, la enorme aspiración era entrar en el gobierno regional y presionar a Moreno a fin de que sus políticas formaran una parte de la próxima legislatura. Supone un esencial fiasco para Santi Abascal tras los logros en la villa de Madrid y Castilla y León.

Múltiples descalabros

La alianza izquierdista ‘Por Andalucía‘, inspirada en el acuerdo nacional que desea hilar Yolanda Díaz, fracasa en su tentativa con solo el siete con sesenta y ocho por ciento de apoyos y cinco miembros del Congreso de los Diputados en su debut.

Resiste ‘Adelante Andalucía‘, partido andalucista e izquierdista de Teresa Rodríguez, ex de Podemos, que consigue dos miembros del Congreso de los Diputados y el cuatro con cincuenta y ocho por ciento de los votos.

Supone un fracaso de la izquierda, ya que en las precedentes elecciones consiguieron diecisiete escaños con la unión de Podemos e IU, que concurrieron con la marca electoral del mismo nombre, ‘Adelante Andalucía’. Además de esto, se llegó al dieciseis con diecinueve por ciento de los apoyos de toda la comunidad autónoma, al paso que ahora no se supera el trece por ciento ni sumando a los dos partidos de izquierda.

En sexto sitio queda Ciudadanos, como se preveía, confirmando su desaparición progresiva en todos y cada uno de los rincones del país conforme se van festejando nuevos comicios. Los naranjas, que han tenido esta legislatura un vicepresidente de gobierno, Juan Marín, y múltiples consejeros, pasan de haber conseguido veintiuno escaños en dos mil dieciocho a quedarse fuera del Parlamento regional, con el tres,28 por ciento de los votos.