El plan de rescate a hostelería, comercio y turismo entra en acción este jueves

El plan de rescate a hostelería, comercio y turismo entra en acción este jueves

El R. D.-ley que incorpora el plan de rescate por importe de cuatro mil doscientos veinte millones de euros para la hostelería, el comercio y el turismo, ámbitos más castigados por la pandemia, va a entrar en vigor este jueves, veinticuatro de diciembre.

El plan contempla una batería de medidas fiscales y laborales para el campo turístico, la hostelería y el comercio, con rebajas en la factura fiscal, moratoria de pagos y exoneraciones en el pago de cuotas a la Seguridad Social, entre otras muchas ideas.

Con respecto a las medidas dirigidas a alquileres de locales de negocios, la regla establece que en caso de que el arrendador sea un enorme tenedor (diez o bien más locales), si las partes no alcanzan un acuerdo, el inquilino va a poder optar entre una quita del cincuenta por ciento, o bien de forma alternativa un aplazamiento del pago hasta 4 meses tras la finalización del estado de alarma. El pago aplazado de estas rentas se va a poder efectuar a lo largo de un periodo de un par de años a contar desde la finalización de la moratoria.

El número potencial de locales adjudicatarios serían de ciento noventa, de los que treinta y tres corresponderían a establecimientos relacionados con el turismo y ciento cincuenta y siete mil a locales.

Para el resto de arrendadores de locales se establece un incentivo fiscal a fin de que las personas físicas que arriendan a estos ámbitos acuerden de forma voluntaria rebajas en la renta arrendaticia pertinente a los meses de enero, febrero y marzo de dos mil veintiuno, dejando computar como gasto deducible para el cálculo del desempeño del capital inmobiliario la cuantía de la rebaja de la renta acordada a lo largo de esos meses.

Este incentivo tiene un costo estimado de trescientos veinticuatro millones de euros y deja inferir hasta el 100 por ciento de la cuantía del alquiler mensual en el caso que el arrendador rebaje toda la renta. Se calcula que trescientos veintitres mil setecientos uno arrendadores se pueden acoger a esta medida.

Con relación a las medidas de liquidez y solvencia, el regla amplía la falta de los préstamos avalados por las líneas ICO y por las sociedades de garantía recíproca de las diferentes comunidades autónomas con reafianzamiento de CERSA, como de su periodo de amortización.

El Gobierno ha señalado la creación de un nuevo tramo de la línea de acredites del ICO para pequeñas y medianas empresas y autónomos del ámbito turístico, hostelería y actividades anejas dotada con quinientos millones de euros y con hasta un noventa por ciento de garantía.

Una medida que dejará conseguir financiación a empresas muy perjudicadas por la crisis como las agencias de viajes, el transporte discrecional y el ámbito alojativo al aumentarse la garantía pública de los acredites en diez puntos con respecto a la línea ICO Covid-diecinueve.

Medidas tributarias

Con respecto a las medidas tributarias, la regla contempla una edición nueva del aplazamiento de deudas tributarias, que deja postergar a lo largo de 6 meses, con 3 de falta de intereses, deudas tributarias pertinentes a declaraciones-liquidaciones y autoliquidaciones cuyo plazo de presentación y también ingreso concluya desde el día 1 de abril hasta el día treinta de abril de dos mil veintiuno, los dos inclusive, de tal modo que en vez de ingresar en el mes de abril se ingresarían las deudas en el mes de octubre.

De este modo, se evitan las posibles tensiones de tesorería que puedan probar las pequeñas y medianas empresas y autónomos, conforme el Ejecutivo. El importe potencialmente aplazado ascendería a unos dos mil seiscientos sesenta y ocho millones de euros y se favorecerían unos seiscientos diecisiete mil impositores, de los que unos noventa y dos son del campo Horeca y sesenta y ocho de comercio al por menor.

Otra medida que recoge este real decreto es acrecentar la reducción en la tributación por el sistema de módulos en el IRPF del cinco por ciento actual al veinte por ciento con carácter general para dos mil veinte. No obstante, para los ámbitos como el caso de la hostelería, el comercio y el turismo esa reducción en la tributación por módulos va a llegar al treinta y cinco por ciento .

Esta medida se va a aplicar para el cuarto pago fraccionado de dos mil veinte y para el primer pago de dos mil veintiuno. En verdad, las reducciones del veinte por ciento con carácter general y del treinta y cinco por ciento para el turismo, la hostelería y el comercio asimismo se van a aplicar en la tributación del régimen simplificado del Impuesto sobre el Valor Añadido pertinente a la cuota devengada de dos mil veinte y a la primera cuota trimestral de dos mil veintiuno.

El importe estimado de esta medida ascendería a ciento diecisiete millones de euros, de los que se favorecerían ciento treinta y 2 mil impositores del campo.

Otras medidas tributarias son la reducción del número de periodos impositivos perjudicados por la renuncia al procedimiento de estimación objetiva en el IRPF; la exención prevista para las remuneraciones en especie del servicio de comedor de empresa, aplicable el consumo de comida tanto en ‘delivery’ como ‘take away’, entre otras muchas.

Protección de actividades relacionadas con la hostelería

La regla fortalece la protección de actividades como el comercio al por mayor de bebidas, restoranes y puestos de comidas y establecimientos de bebidas, que van a pasar a ser parte de las actividades CNAE protegidas en la última prórroga de los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE).

De esta manera, las exenciones de cuotas a la Seguridad Social previstas a las compañías de estos ámbitos que han prorrogado sus ERTE tanto con su actividad suspendida como reiniciada van a poder lograr hasta el ochenta y cinco por ciento.

La incorporación de estos ámbitos en el listado CNAE responde a que la tasa de cobertura de los trabajadores aún amparados por los ERTE es superior al quince por ciento de los afiliados en su código de CNAE y su tasa de restauración desde primeros de mayo es inferior al sesenta y cinco por ciento.

También, la regla extiende las bonificaciones a los trabajadores fijos intermitentes, aplicables aparte de a las compañías encuadradas en el ámbito del turismo, asimismo al comercio y la hostelería, toda vez que estén vinculadas al ámbito turístico.

El decreto sostiene las bonificaciones del cincuenta por ciento por extensión del periodo de actividad de los trabajadores con contratos fijos intermitentes desde el mes de abril hasta el mes de octubre de dos mil veintiuno complementariamente al periodo ya previsto en los Presupuestos Generales del Estado para dos mil veintiuno de los meses de febrero, marzo y noviembre. Estas bonificaciones van a ser compatibles con las exoneraciones de las cuotas de la Seguridad Social que, ocasionalmente, pudiesen ser aplicables.

Finalmente, el plan flexibiliza requisitos para el mantenimiento de los incentivos regionales. De esta forma, estima que esta medida favorecerá a unos seiscientos quince proyectos de inversión empresarial que están en vigor o bien en fase de mantenimiento del empleo y las inversiones, con una subvención total asociada de más de setecientos cuarenta millones de euros, de los que en torno a un cuarenta por ciento se corresponden con ayudas al campo turístico.

Además de esto, en las medidas regulativas asimismo se amplía la moratoria para presentar concurso de acreedores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *