Por MDO/E.P.

El Conjunto Parlamentario Socialista en la Reunión de la villa de Madrid, dirigido por Ángel Gabilondo, ha registrado este lunes una enmienda a la totalidad con proposición de texto alternativo a la Proposición de Ley del Conjunto Parlamentario Vox de Deducciones de la Comunidad de la capital de España en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF), aprobada en el Pleno de la Cámara regional.

Tal como han comunicado este lunes, con su propuesta los socialistas pretenden quitar «determinados privilegios y trato de favor a las elites madrileñas, que lleva efectuando el Paritdo Popular a lo largo de más de 25 años», una mejor regulación de determinadas deducciones y bonificaciones, «de un reparto con los pies en el suelo del esmero fiscal que efectúan los madrileños» y que favorezca a la mayor parte de las clases medias y trabajadoras; y donde las deducciones y bonificaciones «tengan sentido para aquellos que las precisan».

Con esta meta, los socialistas plantean un nuevo tramo para impositores que presenten una base liquidable de más de setenta y ocho y novecientos siete euros y, desde este importe, el tipo aplicable va a pasar del veintiuno por ciento al veintidos con cincuenta por ciento en el tramo autonómico. Así, estiman que «se mejora la justicia fiscal, compensando los tramos de los impositores con más renta que se han favorecido de las bajadas de los tramos menores, con un aumento en el tramo superior».

Todavía de esta forma, apuntan que «proseguiremos siendo la Comunidad Autónoma con el IRPF más bajo en los tramos de rentas medias y bajas. Confluiremos a una mayor progresividad con el resto Comunidades en el último tramo de la tabla, esto es en las rentas más altas».

Por otro lado, plantean deducciones por cuidado de ascendentes, por el pago de intereses de préstamos a estudios de Grado, Máster y Doctorado y por el pago de intereses de préstamos para la adquisición de residencia por jóvenes menores de treinta años.

De esta manera, con la normativa del Partido Socialista va a ser de aplicación lo referente a los límites de la suma de las bases imponibles general y del ahorro de la declaración del IRPF, no pudiendo superarse las próximas cantidades: veinticinco.620 euros en tributación individual o bien treinta y seis y doscientos euros en tributación conjunta.

La cuantía máxima de deducción por cada ejercicio va a ser en todos y cada caso de quinientos euros anuales. Se establece un máximo de diez para el número de años con derecho a deducción por pupilo, en el caso de la deducción de intereses por préstamos de estudios universitarios (grado, doble máster y doctorado).

Dichos estudios habrán de ser dados en y por cualquiera de las Universidades Públicas de la Comunidad de la capital de España y/o de aquellas otras del resto de España con las que tengan estudios convenidos.

Además de esto, plantean la supresión de la deducción por el aumento de los costos de la financiación extraña para la inversión en residencia frecuente derivado del levanta de las clases de interés, la modificación de los límites establecidos para las deducciones por gastos educativos y deducción por cuidado de hijos menores de tres años.

En un caso así, van a tener derecho aquellos impositores cuya base imponible, entendiendo como tal la suma de la base imponible general y la del ahorro, así como la pertinente al resto de miembros de su unidad familiar, no sea superior a sesenta euros.

Acrecientan el mínimo exento del impuesto de Patrimonio

Sobre el impuesto de Patrimonio, acrecientan el mínimo exento de este impuesto, al incluir la reducción de trescientos euros para la valoración del inmueble destinado a residencia habitual; pasando de ser setecientos euros hoy en día a 1.000.000 de euros. La bonificación pasa de ser del cien por ciento al cincuenta por ciento en el caso de que la cuota sea positiva. Conforme datos cerrados del ejercicio dos mil dieciocho, en la capital española hubo un total de dieciocho y quinientos ochenta y siete impositores que quedarían cariños al pago del impuesto de patrimonio, con patrimonios medios de nueve con cinco millones de euros, con lo que «se dejó de ingresar novecientos cinco millones de euros».

De esta manera, con su propuesta, se recobraría un cincuenta por ciento de colecta, ingresando unos cuatrocientos millones de euros por este término, siendo una propuesta «más justa fiscalmente que lo que hoy día efectúa la Comunidad de la villa de Madrid dejando exentos de este impuesto a estos dieciocho impositores». En lo que se refiere al género de impuesto aplicable a la adquisición de residencias por empresas inmobiliarias hoy en día se aplica un tipo reducido del dos por ciento, y el Partido Socialista plantea que esta clase reducido sea del cuatro por ciento. Estiman que con un tipo reducido del cuatro por ciento se adecúan más al término de justicia fiscal.

Para finalizar, sobre los tributos del juego, la modificación consiste en incluir explícitamente el nombre de Casas de Apuestas. Asimismo incorporan un tipo tributario a los juegos realizados en las Casas de Apuestas del veinticinco por ciento pues piensa que es «esencial no solo reseñar a las Casas de apuestas en la Comunidad de la capital de España, sino asimismo que tengan una tributación concreta».