Por MDO/E.P.

La Junta de Gobierno de la urbe de la villa de Madrid ha aprobado este jueves el Plan de Protección Singular para el cerro Almodóvar, un entorno simbólico para la capital española, con el que recobrará sus valores paisajísticos, arqueológicos y naturales.

Tal como ha explicado el encargado de Desarrollo Urbano, Mariano Fuentes, este sitio, ubicado entre los distritos de Vicálvaro y Villa de Vallecas, se ha transformado en el quilómetro 0 del Bosque Metropolitano, la enorme infraestructura verde que bordeará la capital española, y recobrará el interés que ha perdido transcurrido el tiempo.

El plan, impulsado por el área que capitanea Fuentes, pretende conservar los valores del cerro Almodóvar, clasificado como un espacio natural en especial protegido, y desarrolla las reglas que dejarán su mejor conservación y conocimiento y que establecerán el desarrollo congruente de las intervenciones de urbanización en los campos perjudicados.

Este plan singular afecta a una superficie total de doscientos diecisiete mil seiscientos treinta y tres m2 dividida en diferentes áreas y busca preservar los valores geomorfológicos, ecológicos, bióticos, paisajísticos, arqueológicos, históricos y culturales y también identitarios del cerro como detener los diferentes procesos de humillación que le afectan.

Asimismo se recobrarán las zonas ya degradadas que muestran signos de desertificación, aplicando un enfoque de restauración ecológica y se va a facilitar el empleo social del terreno.

Desde el área de Desarrollo Urbano se ha establecido un programa de intervenciones que se han clasificado en actuaciones improrrogables, aquellas que deben hacerse en el plazo máximo de un año, entre aquéllas que se hallan la prohibición de deambular con automóviles motorizados en el campo o bien la intervención sobre las cárcavas y actuaciones que deben ejecutarse en un par de años, como las de restauración y restauración, las de puesta en valor del patrimonio actual y las de acondicionamiento para el empleo social.

Se establece un programa de cooperación con la Junta de Compensación de Los Berrocales y con el Canal de Isabel II para efectuar las diferentes acciones y repartir el costo estimado de exactamente las mismas, que se fija en cinco con siete millones de euros.