El Municipio de la capital española, a través del Área Encargada de Residencia, comienza una nueva fase en las obras de rehabilitación y regeneración que está haciendo en el distrito del Aeropuerto, en el distrito de Barajas. La Junta de Gobierno ha aprobado este jueves que el área encargada que dirige Álvaro González trasfiera una aportación extra de dos con cuatro millones de euros a la Empresa Municipal de la Residencia y Suelo (EMVS) para llenar y progresar los trabajos de urbanización y acondicionamiento de zonas y también instalaciones comunes en un distrito en el que radican prácticamente dos mil vecinos, tal y como ha informado la portavoz municipal, Inmaculada Sanz.

Si bien la aportación inicial iba a ser de uno con cuarenta y nueve millones de euros (ochocientos noventa y cuatro mil euros de fondos municipales y quinientos noventa y seis mil euros de fondos estatales), una vez estudiadas en profundidad las necesidades del distrito y analizados todos y cada uno de los trabajos que eran precisos, el área encargada consideró ampliar el presupuesto para “garantizar los objetivos de mejora de la calidad y sostenibilidad del entrecierro urbano” con una nueva partida de dos con cuatro millones de euros. El presupuesto global va a ser de esta manera de tres con ochenta y nueve millones, de los que el ochenta y cinco por ciento son fondos del Municipio de la villa de Madrid.

Con esta inversión se desarrollarán diferentes actuaciones. Primeramente, la urbanización de las calles Pradoluengo y Garganchón, 2 de las arterias primordiales del distrito. Estas 2 vías van a tener nueva pavimentación, nueva red de recogida de aguas pluviales y una renovación total del iluminado. Asimismo se efectuará un retranqueo de las acometidas de los diferentes servicios urbanos a fin de que las edificaciones residenciales puedan instalar elevadores.

La segunda acción consiste en diseñar y edificar la nueva zona verde que se marcha a habilitar entre las 2 calles previamente señaladas y que hoy en día ocupa un parking en terrenos sin urbanizar que se acostumbra a anegar cuando hay lluvias. La meta es que el distrito cuente con un nuevo parque de tres mil cuatrocientos cincuenta y cuatro metros, el primero que tendrá este campo.

La tercera mejora acarrea el soterramiento de los centros de transformación existentes y de las redes aéreas de electricidad y telefonía. Hoy en día, el cableado de estos servicios discurre por el aire, distribuido por las testeras y cubiertas de una una buena parte de las construcciones del campo.

Finalmente, está previsto llenar la urbanización del viario público y zonas de parking que en nuestros días se hallan sin rehabilitar y que fueron adquiridas por el Municipio. La meta es empezar este año las obras de rehabilitación de la calle Pradoluengo y llenar el resto de obras en un par de años, de forma que concluyan en dos mil veintitres.

Primera fase ya terminada

El Municipio ha terminado últimamente la primera fase que está convirtiendo completamente este distrito, uno de los más viejos de la capital. Esta primera fase empezó en dos mil dieciseis y también incluyó los treinta y dos edificios de la zona que se está rehabilitando, favoreciendo de este modo a quinientos cincuenta residencias. Las obras han consistido en renovación de testeras y cubiertas, mejorando la sostenibilidad y salubridad de los inmuebles, puesto que en ciertos casos se han retirado elementos con amianto y en la instalación de elevadores.