En mil setecientos veintiuno nacía en Palermo el arquitecto técnico Francisco Sabatini que se transformaría en uno de los grandes renovadores de la capital española. Para festejar el tercer centenario de su nacimiento el Municipio de la capital española, en cooperación con Patrimonio Nacional, ha organizado una enorme exposición que se abre en el Centro Cultural de la Villa con el título El la capital de España de Sabatini. La construcción de una capital europea (mil setecientos sesenta-mil setecientos noventa y siete). En ella se reúne un sinnúmero de planos, fotografías, grabados y óleos que muestran el proceso que padeció la villa de Madrid merced al impulso de Carlos III y a la materialización que hizo Sabatini. Desde mil setecientos cincuenta Sabatini empezó a trabajar en Italia al lado de su profesor Vanvitelli. En esa temporada el futuro Carlos III era rey de Nápoles. Coronado ya como rey de España, Carlos III pidió la presencia del arquitecto técnico Sabatini para hacer su idea de modernización de la corte de España.

Entre mil setecientos sesenta y mil setecientos noventa y siete Sabatini efectuó una enorme obra arquitectónica en la villa de Madrid. A él se deben la terminación de las obras del Palacio Real, la construcción de la Casa de Aduanas, la basílica de la ciudad de San Francisco el Grande, el Palacio de Godoy, el Centro de salud de San Carlos (el día de hoy MuSeo Reina Sofía) y. naturalmente. la Puerta de Alcalá. Mas asimismo su trabajo en la corte de España incluyó las instrucciones de alcantarillado adoquinado y limpieza de la corte, en el plan de embellecimiento que había emprendido el rey Carlos III. Tras la muerte de este monarca Sabatini trabajó a lo largo de un par de años aún bajo el reinado de Carlos IV. El arquitecto técnico murió en la villa de Madrid el diecinueve de febrero de mil setecientos noventa y siete.

Gracias a él gozamos el día de hoy de un la capital española monumental que se recuerda en esta exposición. Para ella se han traído óleos de Goya y Salvador Maella, aparte de los mejores planos y dibujos del arquitecto técnico provenientes de compilaciones públicas y privadas. Para mejor ilustrar su gran obra se ha hecho una producción audiovisual renovadora. La exposición ha estado comisariada por José Luis Sancho y Ángel Martínez Díaz.

En la presentación, la presidente de Patrimonio Nacional, entidad cooperadora, ha señalado que «Carlos III se empeñó en transformar a la capital de España en una capital decorosa, limpia, alumbrada y monumental. Y se empeñó asimismo en que el Pardo, El Escorial y La Granja, relucieran del mismo modo. Para todo ello escogió al mejor arquitecto técnico, Sabatini, que fue quien remodeló, diseñó o bien edificó una buena parte de los monumentos que admiramos el día de hoy en nuestra urbe. En esta exposición estamos ante 2 actitudes: la eficiencia y la memoria. Sabatini fue el instrumento eficiente de un poder real. La eficiencia no es solo la capacidad de administración creativa y económica, sino más bien la realización de unas ideas mediante una ordenación intelectual».

Con esta exposición se rinde homenaje a un personaje esencial para comprender el la villa de Madrid de nuestros días. Muchas de sus grandes obras prosiguen de pie y el visitante de la muestra va a poder estudiar ciertos de sus planos y bocetos.

Esta exposición continuará abierta hasta el treinta de enero en horario de diez de la mañana a 9 de la noche, de martes a domingo.