El juez Adolfo Carretero ha ampliado la lista de delitos que le atribuye a Luis Medina y le agrega asimismo el de levantamiento de recursos atendiendo a la solicitud del Conjunto Municipal Socialista del Municipio, presentado como acusación popular en el caso de los contratos de material sanitario subscritos a lo largo de la pandemia por el Consistorio con una compañía de Malasia por medio de los empresarios Luis Medina y Alberto Luceño. Por esa operación los dos se embolsaron seis millones de euros en comisiones y se les estudiaba por los delitos de estafa agravada, blanqueo de capitales y falsedad reportaje.

Conforme el juez, ha quedado acreditado que el empresario efectuó distintas transacciones con el millón de euros que recibió y lo hizo tras declarar en la sede de anticorrupción en el mes de abril de dos mil veintiuno. Le impone, además de esto, una fianza por responsabilidad civil de cerca de novecientos euros que deberá depositar en el plazo máximo de 3 días.

También, manda un oficio al juzgado de Sevilla que gestiona la herencia de la abuela del aristócrata para conocer en qué estado está el proceso y asegurar la parte que pudiese corresponder a Medina.

El juzgado ha abierto una investigación patrimonial de sus recursos tanto en España como en el exterior viendo que no ha sido posible localizar las propiedades suficientes para hacer en frente de la fianza que solicitaba la Fiscalía Anticorrupción. Solo se ha podido embargar un yate matriculado en Gibraltar de trescientos veinticinco mil quinientos quince euros de valor y una cuenta bancaria con saldo positivo de doscientos cuarenta y siete con veintiseis euros para cubrir la responsabilidad civiles de los supuestos delitos investigados, que ascienden a 1.216.984,33 euros en el caso de Medina.

Medina solicita que Funeraria no pueda presentarse

Por otra parte, el letrado de Luis Medina ha pedido al juez que no admita la personación en las diligencias como acusación particular de la Empresa Municipal de Servicios Funerarios y Camposantos de la villa de Madrid en calidad de perjudicado al estar conforme con los contratos investigados en el procedimiento.

El letrado impugna la resolución del instructor de admitir la presencia de la funeraria en la causa al tratarse del organismo municipal a través del que se efectuaron los contratos a fin de que Luis Medina y Alberto Luceño trajesen material sanitario a la urbe de la villa de Madrid. Como hicieron con el caso del Municipio de la capital de España, el letrado mantiene que la funeraria municipal «no se ha visto perjudicada ni perjudicada por los hechos investigados en el procedimiento judicial».

La representación legal de Medina se opone a que sea acusación particular en un tema donde ha sido «la responsable de administrar y encauzar los contratos investigados» y ha mostrado estar conforme con exactamente los mismos, «suscribiéndolos y en ningún instante revocándolos ni denunciándolos, habiéndose mostrado conforme con lo que ha logrado».

Los socialistas niegan haber sido informados sobre los contratos

Por su lado, la portavoz socialista en el Municipio de la capital española, Mar Espinar, ha insistido en que es «patraña» que la oposición fuera informada al completo sobre los contratos entre Funeraria y los investigados.

«La encargada de Seguridad y Urgencias, Inmaculada Sanz, afirma que la oposición engaña, que la oposición estaba informada de estos contratos. Es patraña. Tenemos todas y cada una de las actas de todos y cada uno de los consejos de administración de la Funeraria que prueban que afirmamos la verdad. ¿Qué tiene ella para decir que engañamos?», ha retado la socialista.

Sanz ha insistido en la comisión de Seguridad y Urgencias en que se notificó a la oposición en el consejo de administración de Funeraria sobre el contrato de material sanitario ahora investigado judicialmente, para pasar a acusar a la izquierda de falta de fidelidad con un fin, «todo sirve para derruir al Gobierno».

Ante sus palabras, Espinar ha rogado que «engañar no salga tan asequible a este Gobierno». Asimismo «que dejen de ocultarse, que den la cara frente a los ciudadanos y la corporación que representan, que la están zarandeando y no tienen derecho». La portavoz socialista afea al Gobierno municipla que no haya pedido perdón «por no haber sabido administrar».

El Conjunto Municipal Socialista ha registrado este miércoles una solicitud de información demandando todas y cada una de las cartas de presentación del Municipio de la villa de Madrid de las compañías con las que contrató para revisar si tienen «exactamente los mismos membretes, firmas, sellos y banderitas» que la que recibió el investigado Alberto Luceño.

«El día de ayer se afirmó que no solo fue con esa empresa sino más bien con la mayor parte», ha declarado Espinar. «El Partido Socialista llegará hasta el final y por eso hoy hemos hecho una solicitud de información pues deseamos tener todas y cada una de las cartas de recomendación que este Municipio efectuó con todas y cada una de las compañías con las que contrató», ha informado la portavoz de los socialistas.