Por MDO/E.P.

La Comunidad de la villa de Madrid se teme que el servicio de Cercanías en la zona no pueda absorber los nuevos viajantes que podrían decantarse por este medio de transporte al ser gratis desde septiembre hasta el treinta y uno de diciembre y que cifran en veinte millones de pasajeros.

Así lo ha trasladado el consejero de Transportes e Infraestructuras, David Pérez, quien prevé que habría falta de trenes para acoger más usuarios, lo que estima que es «desconocimiento de la organización de los diferentes modos de transporte y la seguridad en los viajantes, tanto en los furgones, andenes y estaciones».

«El Gobierno debería atender a criterios de responsabilidad, de análisis y organización y no solo a intereses electorales«, ha apuntado Pérez, para quien el anuncio del Gobierno «no contribuirá de una manera seria a progresar el transporte público».

El consejero se ha reunido con el presidente de la Confederación De España de Transporte en Autobús (Confebus), Rafael Barbadillo, donde han analizado las medidas anunciadas por el Gobierno central en el discute sobre el Estado de la Nación y su influencia en los buses de la zona.

Sobre la bonificación del abono transporte en un treinta por ciento impulsado por el Gobierno de España, David Pérez ha confirmado que la Comunidad de la villa de Madrid la va a aplicar, si bien demanda al Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana «un compromiso real de que abonen de forma íntegra el porcentaje anunciado». Además de esto, ha pedido una mayor inversión en la red de Cercanías.