La asamblea de la ministra de Transportes, Raquel Sánchez con la Plataforma de Defensa del Transporte por Carretera, convocante de los paros en el campo no ha servido para poner punto y final al enfrentamiento, a pesar del pacto alcanzado esta madrugada entre el Gobierno y el Comité Nacional del Transporte por Carretera (CNTC).

El presidente de la Plataforma, Manuel Hernández, ha afirmado tras la asamblea que «irremisiblemente y muy a pesar nuestro proseguiremos con el paro indefinido». Y es que consideran deficiente el pacto alcanzado entre la patronal del transporte y el Ejecutivo, ya que «nos cuesta dinero salir a trabajar y la situación es embrollada».

Este encuentro llega una vez que la Plataforma asegurara no sentirse representada por el CNTC, y si bien ha servido para rebajar la tensión con la ministra de Transportes,no ha se ha puesto fin al paro.

«La ministra nos ha trasladado la preocupación de la Administración y le hemos dicho que para reactivar la actividad el primer día de la semana precisamos medidas, si bien sean temporales a la situación que tenemos. Estamos en situación de atasco y ha de ser la Administración la que trabaje para desconvocar el paro«, ha manifestado Hernández.

Conforme ha dicho, pese al pacto que establece ayudas para encarar la escalada de costes del comburente, «no tenemos dinero para salir de viaje, el coste que nos pagan no da para cubrir los costos«.

Hernández ha dado cuenta de las explicaciones de la ministra, que aseguró que un conjunto «ultra» se hallaba tras esta queja. «Nos ha dicho que se refería a casos puntuales, y le he pedido que solicitara perdón a un campo de trabajadores que no somos ultras de extrema derecha ni de extrema izquierda».

La Plataforma ha asegurado que están a predisposición de la titular de Transportes para «proseguir reuniéndonos» a lo largo de este fin de semana para intentar poner punto y final a esta situación.

Aparte de sostener el paro, multitud de transportistas de dicha plataforma se están manifestando en las calles de la capital de España durante esta jornada a fin de que el Ejecutivo «visualice a las miles y miles de familias» que representa el colectivo, han subrayado desde la plataforma.

En qué consiste el pacto

El Gobierno ofrece al campo del transporte de mercaderías por carretera un total de mil cincuenta millones de euros para el ámbito transportista, con ayudas al comburente y por camión.

La primordial novedad es que va a haber una rebaja de veinte céntimos por litro en el comburentehasta el treinta de junio.

Además de esto, va a haber un bulto de ayudas directas por camión por un valor de cuatrocientos cincuenta millones, hasta mil doscientos cincuenta euros por cada vehículo. Asimismo va a haber novecientos cincuenta por autobús, quinientos por furgoneta y trescientos por vehículo ligero (taxis, VTC y ambulancias), hasta un total de cuatrocientos euros como máximo por empresa.

El Ministerio de Transportes explica que el Estado bonicará quince céntimos por litro de comburente y los otros cinco céntimos los aportarán las petroleras.