Por MDO/E.P.

El Defensor del Pueblo, Francisco Fernández Marugán, ha instado al Municipio de la capital española a «adoptar las medidas precisas para acomodar, con carácter temporal, la oferta del taxi a la demanda existente«, que ha decrecido a consecuencia de la pandemia de Covid-diecinueve, conforme ha expuesto en la contestación a la protesta presentada por la Federación Profesional del Taxi de la capital de España (FPTM) «a consecuencia de la actual situación de la demanda del servicio y la falta de actuación del Municipio».

El Defensor del Pueblo expone en su escrito que las alegaciones presentadas por la FPTM están «totalmente justificadas». En estas se pide «algún género de medida excepcional que contribuya a corregir el exceso de oferta en el ámbito del taxi».

«El servicio del taxi está dimensionado para atender la demanda de usuarios que refleja una situación precedente a la pandemia», afirma.

La nueva ordenanza deja reducir la oferta

Aunque, en la nueva ordenanza del taxi, aprobada de forma inicial, el campo va a tener la posibilidad de reducir la oferta en situaciones donde se acredite una minoración de la demanda de clientes del servicio superior al cincuenta por ciento. Va a ser el Municipio el que declare la situación de excepcionalidad para el servicio del taxi.

Por su lado, el campo va a deber acreditar adecuadamente a lo largo de un par de meses sucesivos el descenso de usuarios. Solo cuando el Consistorio haya consultado a las organizaciones representativas su conformidad para aplicarla, procederá a limitar la oferta por un plazo renovable de un mes con régimen inusual de reposo.

De esta manera, las licencias pares van a poder prestar servicio solamente los días pares y las impares, los días impares, salvo los Eurotaxi, que sostendrán el servicio a personas con discapacidad todos y cada uno de los días. Asimismo se altera el régimen de descansos para suprimir la obligación de prestar el servicio un mínimo de 7 horas cada día.

El texto redactado por el área de Medio Entorno y Movilidad retornará a la Junta de Gobierno en mayo para su aprobación terminante y más tarde se trasladará al Pleno a fin de que dé luz verde a su aplicación.

El presidente de la FPTM, Julio Sanz, ha festejado esta resolución y espera que «sirva al Municipio de Martínez-Almeida para reflexionar y tener en consideración de una vez a un ámbito clave en la urbe».