Por MDO/E.P.

El costo promedio de la luz para los clientes del servicio de tarifa regulada vinculados al mercado mayorista va a subir este domingo un nueve con sesenta y ocho por ciento, hasta los ciento noventa y cuatro con sesenta y cuatro euros megavatio hora.

Este costo es el resultado de sumar el promedio de la subasta en el mercado mayorista a la compensación que va a pagar la demanda a las centrales de ciclo combinado por la aplicación de la ‘excepción ibérica’ para encontrar el coste del gas para la generación de electricidad. En la subasta, el costo medio de la luz en el mercado mayorista –el llamado ‘pool’– se ubicará este domingo en ciento treinta y uno con sesenta y uno euros/MWh.

El coste máximo se registrará entre las veintiuno y las veintidos horas, con doscientos dos con veintiocho euros/MWh, al paso que el mínimo para la jornada, de sesenta y uno con uno euros/MWh, se va a dar entre las quince.00 horas y las dieciseis horas.

A este coste del ‘pool’ se aúna la compensación de sesenta y tres con tres euros/MWh a las gasistas que debe ser abonada por los usuarios adjudicatarios de la medida, los usuarios de la tarifa regulada (PVPC) o los que, pese a estar en el mercado libre, tienen una tarifa indizada.

En ausencia del mecanismo de la ‘excepción ibérica’ para encontrar el costo del gas para la generación de electricidad, el coste de la electricidad en España sería de media unos doscientos cuarenta y nueve con dieciseis euros/MWh, lo que supone cincuenta y cuatro con cincuenta y dos euros/MWh más que con la compensación para los clientes del servicio de la tarifa regulada, que van a pagar así un veintiuno con ochenta y ocho por ciento menos de media.

El ‘mecanismo ibérico’, que entró en vigor el pasado quince de junio, limita el costo del gas para la generación eléctrica a una media de cuarenta y ocho con ocho euros por MWh a lo largo de un periodo de 12 meses, cubriendo así el próximo invierno, periodo en el que los costos de la energía son más costosos. Específicamente, la ‘excepción ibérica’ fija una ruta para el gas natural para generación de electricidad de un coste de cuarenta euros/MWh en los 6 meses iniciales, y más tarde, un aumento mensual de 5 euros/MWh hasta la finalización de la medida.