Por MDO/E.P.

El coste medio de la electricidad en el mercado mayorista baja este domingo, 1 de mayo, por tercera jornada sucesiva. Específicamente, la caída es del cuatro con sesenta y uno por ciento respecto a este sábado, y se ubica en ciento setenta y siete euros por megavatio hora (MWh).

Así, el coste medio del ‘pool’ para este domingo se ubicará en los ciento setenta y siete,86 euros/MWh, lo que supone unos 9 euros menos que los ciento ochenta y seis con cuarenta y cinco euros/MWh de media de este sábado, conforme los datos publicados por el Operador del Mercado Ibérico de Energía (OMIE).

El coste mínimo de la luz para este 1 de mayo se va a dar entre las diecisiete.00 horas y las dieciocho horas, con noventa y cinco con cinco euros/MWh, al paso que el máximo para la jornada va a ser de doscientos veintisiete euros/MWh y se registrará entre las veintiuno y veintidos horas.

Con respecto a hace un año, el coste medio de la electricidad para este domingo va a ser un ciento noventa y 9 con sesenta y tres por ciento más costoso que los cincuenta y 9 con treinta y seis euros/MWh del 1 de mayo de dos mil veintiuno.

Los costos del ‘pool’ repercuten de forma directa en la tarifa regulada –el llamado PVPC–, a la que están acogidos prácticamente once millones de hogares en el país, y sirven de referencia para los otros diecisiete millones que tienen contratado su suministro en el mercado libre.

En verdad, la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha constatado que en dos mil veintiuno, en el marco de la espiral alcista de la energía, en torno a uno con veinticinco millones de personas pasaron del PVPC a una tarifa en el mercado libre a coste fijo.

La ‘ salvedad ibérica’

El pasado martes los gobiernos de España y Portugal arrancaron un pacto con la Comisión Europea para poner encuentre al coste del gas en el mercado mayorista de electricidad de la Península Ibérica, que se ubicará en una media de cincuenta euros/MWh en los próximos 12 meses.

De acuerdo al pacto alcanzado con el Ejecutivo comunitario, el costo de referencia del gas se va a fijar, en un primer instante, en torno a cuarenta euros/MWh y va a marcar un coste medio de cincuenta euros/MWh durante los doce meses que esté en vigor, lo que supone veinte euros más del encuentre de treinta euros que plantearon de salida España y Portugal.

Además de esto, el pasado veintinueve de marzo, el Gobierno aprobó un plan nacional para hacer frente al impacto de la guerra en Ucrania que incluye, entre otras muchas medidas, la prórroga de la rebaja fiscal sobre los impuestos que gravan el recibo de la luz hasta el próximo treinta de junio, como la ampliación del bono social eléctrico hasta lograr los uno con nueve millones de hogares adjudicatarios.

Asimismo se adoptó una actualización adelantada y excepcional del régimen retributivo regulado de las renovables, la cogeneración y los restos (Recore) con un ajuste de mil ochocientos millones de euros con el que se bajan los cargos de la factura de la luz.

Otra de las medidas acordadas por el Ejecutivo fue una prórroga hasta el treinta de junio de la aminoración del gas para reducir las ventajas expepcionales en el mercado eléctrico, ampliando su campo de aplicación a la energía contratada a plazo y a coste fijo desde la entrada de la regla si dicho costo es superior a sesenta y siete euros/MWh.