Dicha, esperanza y un ‘No estás sola’ chillado a pleno pulmón: de este modo fue el concierto CADENA cien Por ellas contra el cáncer de mama

Dicha, esperanza y un ‘No estás sola’ chillado a pleno pulmón: de este modo fue el concierto CADENA cien Por ellas contra el cáncer de mama

Por ellas. Por todas y cada una aquellas guerreras que lucharon, luchan y todavía no lo saben mas lucharán contra el cáncer de mama. Un año más Cadena cien ha organizado al lado de decenas y decenas de artistas y profesionales el concierto ‘Por ellas’, un espacio musical en riguroso directo a fin de que todo aquel que pudiese lograr una entrada, gozase de un grito de fuerza. Un canto al aire bajo el leimotiv “No estás sola”. Por el hecho de que no, no lo están. Si en algún instante alguien vacilaba de que una guerrera con cáncer de mama pudiera sentirse descuidada o bien derrotada, todos y cada uno de los artistas que a lo largo de la noche del sábado alumbraron el Wizink Center se ocuparon de recordarles que no. Que nunca lo van a estar.

Ojos húmedos. Manos al aire. Globos de color rosa y testimonios personales recorrieron las supones de todos y cada uno de los asistentes que tuvieron la fortuna de gozar de un concierto a beneficio de la Asociación De España contra el Cáncer (AECC). Pues no solo obsequiaron sonrisas, ni esperanza, lo que dieron fue fuerza y todo el dinero colectado para una asociación que día tras día lucha contra esta lacra.

Cerca de las veinte horas de la tarde empezó el grito al cielo coincidiendo con el Día Mundial Contra el Cáncer de Mama. Los besos para las que ya no están, la esperanza para todas y cada una de las que cubren con un pañuelo su cabeza. Abrazos. Sonrisas. Un sinfín de sentimientos difíciles de explicar. No hacía falta charlar, era suficiente con ver a Huecco cantando ‘Mirando al cielo’ para iniciar este gran acontecimiento y para rememorar a todas y cada una aquellas que no pudieron saltar mas prosiguen estando presentes a lo largo de una noche pasada por agua en pleno centro de la capital.

Fue exactamente este artista el responsable de dar el pistoletazo de salida. Miles y miles de personas llenaron con su voz al son de Huecco todos y cada uno de los recovecos del viejo Palacio de los Deportes. No importaba la edad, sexo, religión, etnia, o bien si se sabían o bien no la canción. Todos y cada uno de los asistentes se comprendían con solo mirarse.

El próximo conjunto encargado de hacer saltar a todos y cada uno de los asistentes fue Efecto corredor con 2 canciones míticas: ‘Siempre a mi lado’ y ‘Cuando me siento bien’. Por el hecho de que de eso se trataba. De hacer sentir bien y en paz a todos y cada uno de los que pisaron el circuito y a los que visualizaron por streaming en riguroso directo este acontecimiento. Prosiguió Beret con su conocido ‘Lo siento’. Si de algo hay que solicitar perdón es de que el cáncer de mama existe. Este artista logró alumbrar todo el Wizink Center con los flashes de los móviles de sus seguidores provocando lágrimas, sonrisas y un incontenible sentimiento mientras que cantaba a pleno pulmón su mítico tema. Con una simpatía aplastante y unos ojos honestos logró que el planeta allá dentro: parara.

Nek no tardó en aparecer para cantar entre otras muchas canciones su mítica ‘Laura no está’. Mientras que tras cada uno de ellos de los artistas los luces jugaban con sus sombras, el rosa se hacía apreciar entre todos y cada uno de los colores. Cientos y cientos de nombre de mujeres ignotas mas a las que les une una historia, aparecían. Por el hecho de que si bien ciertas ya no estén: prosiguen presentes.

Jon Secada cantó ‘Otro día más sin verte’ y de pronto apareció Soraya para marcar un dúo que levantó el corazón a todos y cada uno de los asistentes. ‘Por si no vuelves’ fue el tema escogido por los dos artistas para corear al lado del público.

Uno de los testimonios que marcó este gala fue el que hizo el artista Mika. Su madre padece esta enfermedad y decidió cantar por ella, por todas y cada una y más específicamente por su hermana. Hizo saltar a todo el pabellón con su mítica ‘Grace Kelly’. “No estáis solas”. Ese fue el mensaje, una oración de 3 palabras que todos se ocuparon de rememorar a lo largo del concierto.

Prácticamente 3 horas de espectáculo en el que se podía sentir la bondad de cada uno de ellos de los artistas y el cariño con el que habían organizado este acontecimiento. Javi Nieves y Mar Amate, los comunicadores y cronistas de Cadena cien no vacilaron en rememorar cada una de sus intervenciones que todo, todo lo que pasaba era por ellas. Por las guerreras que luchan con uñas y dientes diariamente. Y para convertir el “miedo en amor”.

Blas Cantó asimismo apareció con su conjunto. Otro de los artistas internacionales en actuar fue James Blunt que con sus temas tan míticos como ‘1973’ hizo conmover a todo el circuito. Iba transcurriendo la noche y ya no había temor. Solo diversión, saltos, abrazos y la piel de gallina. Estopa no tardó en aparecer. El dueto caracterizado por sus letras y por su bondad. Una bondad incontenible que alumbraba un escenario lleno de luces.

Le prosiguió Fangoria que hizo rememorar a todos y cada uno de los oyentes que no importa lo que piense la gente y que la vida es mejor si todo se ve con la lente de la comedia y se deja atrás el drama. Nancys Rubias fue el responsable de acabar esta gran gala mas ya antes de su actuación, indudablemente otro de los platos fuertes vino de la mano de Melendi. El artista encargado de redactar una canción para este acontecimiento. Una letra que logró crear merced al testimonio en primer persona de pacientes de cáncer de mama.

Melendi, uno de los artistas más reputados en el plano nacional, provocó que todo el pabellón levantase los brazos y chillase a pleno pulmón. Aparte de sus míticos temas presentó en riguroso directo ‘Sobre la niebla’. Un tema compuesto con más mimo del que se podía absolutamente nadie imaginar y del que se hace cargo de hacer ver a los oyentes.

Este acontecimiento del año, uno de los más esenciales en el plano musical, acabó con una sensación de paz inenarrable. Bailes, fotografías, chillidos, una escenografía de lo más cuidada, globos rosas por el aire y sobre un mensaje claro y fulminante: no están solas. Y no lo van a estar jamás.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *