Por MDO/E.P.

La consejera de Familia, Juventud y Política Social de la Comunidad de la capital española, Concepción Dancausa, ha pedido este lunes en la Reunión de la capital de España comparecer, a solicitud propia, para explicar la situación de las menores tuteladas por la Comunidad que fueron liberadas por la Policía a fines de noviembre al desmantelar una banda que las explotaba sexualmente en locales y narcopisos de la capital

De este modo lo han indicado a Europa Press fuentes de la Consejería, que quedan a la espera de que la Mesa de la Reunión les asigne día de comparecencia, pues enero por norma general es un mes inhábil parlamentario tanto en plenos como en comisiones, salvo casos de emergencia.

Y es que 3 de las diez chicas liberadas por la Policía Nacional vivían en centros de protección de menores de la Comunidad de la capital española, confirmaron la semana pasada a Europa Press fuentes de la Consejería. Sin embargo, podrían ser más, puesto que el departamento que dirige Concepción Dancausa está compendiando con detalle y precisión toda la información para conocer verdaderamente lo que sucedió y de esta manera dar explicaciones la oposición y al Defensor del Pueblo, que ha abierto una investigación a este respecto, tal como se comprometió la consejera hace algunos días en Twitter y el día de hoy ha confirmado en el Parlamento regional.

Las diez liberadas, todas y cada una españolas salvo una dominicana y una rumana, tienen entre catorce y dieciseis años. La Policía vincula a 4 de ellas con centros de menores de la Comunidad de la villa de Madrid, unas en régimen abierto y otras en cerrado. Entre el resto hay una residente en un centro de la ciudad de Guadalajara, otra vivía con su familia y otra ya era mayor de edad, entre otras muchas situaciones.

La Consejería aseguró en un comienzo que es un caso de prostitución extraña los centros y que ninguna de las víctimas de esta mafia de proxenetas estas tutelada por la Comunidad, mas ahora se sabe que por lo menos 3 sí lo estaban. Dancausa va a explicar por qué razón al comienzo contaban con una información y después con otra diferente.

La Dirección General de Niñez, Familia y Promuevo de la Natalidad están colaborando con la Policía en todo cuanto requieran. En verdad, exactamente las mismas fuentes regionales aseguran que una de las menores fue atendida en un centro de protección regional, mandada por la Policía cuando fue encontrada en situación de vulnerabilidad.

El testimonio de esta adolescente, que fue mandada primero al centro de primera acogida de Hortaleza mas entonces a la Vivienda de Adaptación Psicosocial Picón de Jarama, ubicada en Paracuellos y experta en adicciones, ha sido fundamental para desmantelar la trama.

Estando allá confesó a los tutores que había sido explotada por una banda, del mismo modo que otras chicas con necesidades económicas que captaban donde podían. Sin embargo, desde la Policía explican que estos testimonios no fueron clave para desmantelar el conjunto delincuente, puesto que las pesquisas se había empezado mucho ya antes, en el mes de abril.

La investigación arrancó cuando los agentes del Conjunto XXII de la Unidad de Atención a la Familia y la Mujer (UFAM) de la villa de Madrid tuvieron noticias en el mes de abril que una menor se escapaba de forma asidua de su sitio de vivienda y que a lo largo de sus ausencias sostenía relaciones íntimas con personas mayores de edad a cambio de dinero o bien de substancias estupefacientes en el polígono Marconi o bien en narcopisos de Usera o bien de Vallecas.

Los estudiosos descubrieron que otras menores, con las que compartía sitio de vivienda, se hallaban en exactamente la misma situación. Contactaban con ellas mediante redes sociales ganándose su confianza y más tarde las usaban para ofrecer servicios sexuales a clientes del servicio a los que proveían substancias estupefacientes.

En ciertos casos, las forzaban a repartir mismas la droga a bordo de patinetes y, tras la entrega, eran agredidas sexualmente por los propios usuarios. En otras ocasiones, los detenidos las trasladaban a un conocido polígono de la capital donde ofrecían a los compradores del estupefaciente sostener relaciones íntimas con ellas.

La operación acabó con la liberación de las diez víctimas y con un total de treinta y siete individuos detenidos, la mayor parte dominicanos. Mas asimismo hay 4 marroquíes y ciertos rumanos, nigerianos, españoles y cubanos, con edades comprendidas entre los dieciocho y los cincuenta y siete años. Además de esto, hay cuando menos 4 mujeres detenidas.

Están acusados presuntamente de cometer los delitos de agresión sexual, prostitución de menores, posesión de pornografía infantil, detención ilegal y delito contra salud pública. Una vez pasaron a predisposición de la autoridad judicial se dictaminó el ingreso en cárcel de 8 de ellos.

Uno de los procesados ya estaba en cárcel acusado del homicidio cometido el doce de agosto en la calle Monte Igueldo. Se trata de un ciudadano marroquí de cincuenta y uno años, que tras una riña dio un puñetazo a un ecuatoriano de sesenta y cinco años, que le hizo caer al suelo y golpearse mortalmente contra el suelo. Un mes después el creador fue detenido. Tenía diez antecedentes por delitos contra las personas y el patrimonio.

Otro de los detenidos es el ‘youtuber’ y vocalista de rap Saymol Fyly, ciudadano dominicano de veintiuno años, que tiene ciento cincuenta y 4 mil suscriptores en esta red social, en la que ha publicado contenido hasta el pasado veintiocho de diciembre. Saymol sería aparentemente usado por la banda para captar las chicas, conforme las pesquisas judiciales.

No obstante, en su cuenta de Instagram, con más de treinta seguidores, el vocalista ha escrito: «El que nada debe nada teme. Si fuera culpable de algo no estaría acá tan sosegado, pues esa detención pasó hace un mes». Asimismo arremetió contra las informaciones publicadas sobre él así: «Ustedes son ratas de laboratorio que le afirman lo que sea y sin saber solo utilizan el teclado para redactar la primera estupidez que se les venga a la cabeza sin saber el daño que puede ocasionar eso ya antes de acusarme primero asegúrense».

A otro de los detenidos se le hallaron trescientos gramos de coca en su casa y otro tiene cuarenta arrestos anteriores. Otros 4 maleantes tienen antecedentes por agresiones sexuales. Múltiples de los apresados están relacionados con bandas juveniles. 8 de los apresados están ya en cárcel temporal.