Cultivar marihuana en casa con semillas autoflorecientes y feminizadas

Son muchas las ventajas de tener un cultivo propio de marihuana, razón por la que cada vez hay más personas que se suman a ello. Esto ha hecho que existan sitios web que ofrezcan todo lo necesario para los bancos de semillas cannábicas de alta calidad a los mejores precios. Destacan las semillas autoflorecientes y feminizadas por su fácil manejo y rápidos resultados.

Ha venido proliferando durante los últimos años, la preferencia de las personas para cultivar marihuana por sus propios medios y esto viene dado porque hacerlo de esta forma tiene algunas ventajas, siendo una de las principales el ahorro económico, ya que resulta mucho más caro comprarla en el mercado negro.

Muchas personas creen que producir su propia hierba es complicado, nada más alejado de la realidad. Es sencillo cuando se cultiva en el exterior, sólo se necesita semilla, luz, tierra y agua.

Tampoco resulta nada difícil acceder a las semillas idóneas para cultivos propios de alta calidad y a los mejores precios, ya que se cuenta con tiendas grow shop online que ofrecen diversidad de productos en lo que respecta a los bancos de semillas de cannabis y el cultivo de esta planta en general, así como ofrecen asesoría personalizada en todo lo relacionado con esta actividad.

Una opción es escoger semillas autoflorecientes

Para quienes están decididos a cultivar marihuana, una excelente opción es utilizar semillas autoflorecientes, también conocidas como automáticas, ya que florecen automáticamente, esto quiere decir que no hay que eliminar las plantas macho, ni es necesario cambiar las horas de luz. Esto último quiere decir que estas plantas no requieren ciclos de luz para florecer, crecen durante todo el año en múltiples cosechas sin necesidad de estar preocupados por los cambios de las estaciones.

Y es que al ser procedentes de Asia, son capaces de aguantar de buena forma los climas fríos, y por eso son ideales de plantar en cualquier momento del año, obviamente no van a tener la misma producción durante la temporada invernal ni van a crecer tal y como ocurre en pleno verano, pero sí se pueden tener cogollos en tiempos en los que esto, con otras semillas, sería imposible.

Las semillas autoflorecientes crecen mucho más rápido que las normales, a lo que se suma el hecho de que aún sin que las semillas sean germinadas, se produce el cultivo de flores femeninas sin polinizar.

Este tipo de semillas es ideal para quienes se están iniciando en estas labores, ya que pueden ser sembradas en espacios pequeños, abiertos o cerrados. Es una semilla muy versátil que genera una cosecha fácil para trabajar, lo que no compromete para nada su alta calidad.

Los resultados se pueden obtener en alrededor de dos meses, de hecho, ésta también es una de sus principales ventajas porque produce rápidos resultados, hasta tal punto que pueden ir de semilla a cosecha en tan solo 10 semanas, permitiendo contar con rendimientos frescos constantes.

El cultivo es más sencillo con semillas feminizadas

El cultivo de marihuana se volvió mucho más sencillo una vez que se comenzaron a utilizar las semillas feminizadas, ¿a qué nos referimos? Se trata del tipo de semilla que ha sido criada para que no contenga cromosomas masculinos, lo que quiere decir que cada planta que florecerá, será hembra y, en consecuencia, capaz de producir cosecha de cogollos resinosos, que es el más buscado por los cultivadores.

Usar este tipo de semillas hace que el proceso sea más accesible, sin que sea necesario tener tanta precisión y experiencia, ya que no se requiere tener que identificar todas las plantas machos en una cosecha, de tal manera que se deba evitar que polinicen a las demás.

¿Por qué tener marihuana de propia cosecha?

Aparte del ahorro económico que significa producir la marihuana que se utilizará, además de que se trata de un proceso sencillo, al tener un propio cultivo se sabe a ciencia cierta la procedencia del producto, se sabe que no será rociada con pesticidas, y que no está infectada con plagas, entre otras condiciones.

De igual manera, se pueden tener más variedades para elegir, ya que por lo general, quienes se proponen cultivar en casa, lo hacen con más de una planta; en este sentido, hay la posibilidad de probar más sabores, aromas y efectos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *