El año dos mil veintidos prosigue con la tendencia alcista de costes y a la escalada de la luz se le ha sumado el costo de los comburentes, que no dejan de subir y atestar el depósito del vehículo, tanto de gasolina como de gasoil, es de manera notable más costoso que hace doce meses.

La Organización de Usuarios y Usuarios (OCU) ha advertido que el diésel bate su récord histórico de septiembre de dos mil doce y alcanza un costo medio de uno con cuatrocientos sesenta y tres euros/litro. En los últimos 12 meses amontona una subida del veintinueve por ciento (0,329 euros/litro), superior aun a la de la gasolina que es del veinticinco con nueve por ciento (0,324 euros/litro).

Traducido a un repostaje de cincuenta litros, explican, supone un costo extra para el consumidor de dieciseis,45 y dieciseis,20 euros en diésel y gasolina, respectivamente.

Además de esto, la OCU prevé que los costes de los carburantes prosigan subiendo mientras que la oferta no alcance a cubrir la creciente demanda mundial a consecuencia de la restauración económica.

Las estaciones de servicio más caras y más asequibles

Ahora, más que jamás, resulta conveniente buscar las estaciones de servicio más baratas: en la capital de España, por poner un ejemplo, pueden ahorrarse hasta diez con noventa euros al repostar cincuenta litros de diésel. Conforme el comparador de costos OCU, el litro de este carburante cambia entre los uno con trescientos setenta y siete euros/litro de 3 estaciones Ballenoil (Calle La Acebeda, La Resina y Val de Tobalinia) y una de Ion+ (Calle Muguet), y los uno con quinientos noventa y cinco euros litro de 2 Cepsa (Avenida de Logroño y PaSeo Moret) y una Repsol (Avenida General), una diferencia de prácticamente el dieciseis por ciento .

Para la gasolina las estaciones más económicas prosiguen siendo exactamente las mismas, con un costo de uno con cuatrocientos setenta y siete euros/litro; al paso que las más caras son otras 2 Cepsa (Calle Antonio Machado y Alcalá cuatrocientos quince), con un costo de uno con seiscientos noventa y nueve euros/litro. En un caso así la diferencia, del quince por ciento , implica un ahorro de once con diez euros toda vez que se llena el depósito.

La organización asimismo ha observado que la competencia de costos cambia mucho de unas Comunidades Autónomas a otras. Por norma general, las zonas con menos diferencias de costos en diésel y, por tanto, menor posibilidad de ahorro, son Baleares (apenas un doce,9 por ciento de ahorro máximo posible) y las del Norte, en especial La Rioja (diecisiete con cuatro por ciento ), Cantabria (diecisiete con seis por ciento ), Asturias (dieciocho con cinco por ciento ), Navarra (dieciocho con cinco por ciento ), Aragón (veinte con dos por ciento ) y País Vasco (veinte con siete por ciento ).

Por contra, las zonas con una mayor posibilidad de ahorro en diésel y por ende mayor competencia son Canarias (hasta un cuarenta y cuatro con tres por ciento de ahorro posible) y Andalucía (treinta y cuatro con siete por ciento ).