Con la legalización de la marihuana en algunas ciudades y países, muchas personas han decidido dejar de ser compradores para comenzar a cultivar su propia hierba, de este modo, pueden tener más control sobre lo que fuman. En vista de ello es bueno saber algunos consejos para cultivar marihuana.  

Durante muchas décadas, y aún en la actualidad, consumir marihuana ha sido penado por la ley, ya que ésta tiene efectos psicotrópicos. No obstante, tras años de estudio e investigación, se ha demostrado que aplicando las regulaciones adecuadas sobre su consumo, bien sea recreacional o medicinal, las personas pueden obtener muchos beneficios.

En vista de ello, muchos apasionados de la marihuana han tomado la decisión de dejar de comprar a un proveedor externo, para entonces comenzar a cultivar sus propias plantas, lo cual les puede permitir más control sobre lo que consumen. Y es que ahora esto es posible con las grow shop online, tiendas online donde se especializan en el cannabis y la horticultura. En este sentido, tienen a disposición todo lo que se necesita para el cultivo de la planta, como por ejemplo: las semillas, los sustratos, fertilizantes, instrumentos para el cuidado, macetas e incluso sistemas de cultivo hidropónicos o aeropónicos. 

Asimismo, piensan en el consumidor, por lo que tienen un catálogo bastante extenso de artículos y accesorios para el consumo, el aprovechamiento y toda la parafernalia. 

Entonces, sabiendo en primera instancia dónde se pueden adquirir los elementos necesarios para el cultivo de cannabis, hablaremos sobre algunos  consejos básicos para cultivar marihuana por cuenta propia, y poder así obtener un producto final que sea puro, rico y tal como se desea. 

Elección de la semilla

El resultado final del cultivo viene determinado básicamente por este primer paso, que es la elección de la semilla, pues de esto dependerá el comportamiento y las necesidades de la planta durante todo el proceso. Por lo tanto, es bueno conocer que son muchas las variedades de cannabis que se pueden encontrar, no obstante, las más populares son las siguientes.

Las feminizadas, pues permiten que el cultivo sea una etapa más sencilla y accesible para los usuarios, debido a que, al ser criadas asegurándose de tener 0% en cromosomas masculinos, todas las plantas que se cultiven con esas semillas florecerán como plantas femeninas

En este sentido, con la cosecha se obtendrán los tan deseados cogollos resinosos. Además de ello, se pueden disfrutar de ventajas como:

  • Tener seguridad de la buena productividad de la cosecha.
  • No habrán plantas macho que polinicen el cultivo.
  • Ofrecen mayor estabilidad.

Por otra parte, cuando el espacio para el cultivo es pequeño y de interior, se suelen utilizar las semillas autoflorecientes, ya que éstas se puede decir que en tan solo dos meses florecen automáticamente sin tener que descartar las de género masculino, y por otra parte, no requieren de cambios en las horas de luz. 

Esto se debe a que al ser procedentes de Asia, son capaces de soportar temperaturas bajas, obteniendo la oportunidad de cultivar en cualquier época del año, aunque durante el invierno, los números bajen un poco. De este modo, ésta se convierte en la semilla por excelencia para los novatos.  

El medio de cultivo

La marihuana admite muchos medios de cultivos, pues ésta puede ser sembrada tanto en una maceta con un buen sustrato, como utilizando métodos hidropónicos con sistemas más avanzados. No obstante, el más común y accesible es el suelo, el cual debe ser una textura ligera, poseer buen drenaje y retención del agua, fertilizantes y un pH óptimo de 6,0 aproximadamente. 

Luces, ventilación y riego

Finalmente, si las plantas son cultivadas en interior, éstas necesitarán de ciertos elementos que beneficien a su crecimiento, tales como iluminación (cuanta más, mejor), ventilación continua para evitar el exceso de humedad y la presencia de ácaros; y por último, el agua, con una frecuencia de riego moderada. 

Siguiendo estas indicaciones y acudiendo a los grow shop online especializados es posible obtener las mejores plantas de cannabis.