Por MDO/E.P.

La Comunidad de la capital de España ya ha aprobado la concesión de mil setecientos ayudas de quinientos euros mensuales a madres menores de treinta años. Estas subvenciones directas se perciben desde el quinto mes de gestación hasta el momento en que el pequeño cumple un par de años y que pueden lograr un total de catorce y quinientos euros.

Hasta el momento se han recibido más de seis mil cuatrocientos peticiones, que se están resolviendo en un plazo de 3 meses y que retrotraen el pago al instante de presentación de la documentación, ha informado el Gobierno regional.

La consejera de Familia, Juventud y Política Social, Concepción Dancausa, ha aportado estos datos este lunes tras percibir el sello Baby Friendly, una distinción que se otorga por vez primera a una comunidad autónoma y que reconoce la apuesta efectuada por el Gobierno regional con la Estrategia de Protección a la Maternidad y Paternidad y de Promuevo de la Natalidad y la Conciliación.

La Comunidad de la capital de España se une así a las más de doscientos cincuenta empresas españolas que ya han logrado este sello, concedido por la Baby Friendly Company para poner en valor las prácticas convenientes a la natalidad que impulsan entre sus plantillas.

Entre ellas, resaltan medidas como asegurar la conciliación familiar y profesional a través de horarios flexibles, la no discriminación de sus empleados por el hecho de ser progenitores o informarles sobre sus derechos y trámites por paternidad o maternidad.

Dancausa ha explicado que, si bien no es labor del Gobierno regional «persuadir a los madrileños de la relevancia de tener hijos», sí lo es hacer todo lo que esté a su alcance «a fin de que ninguna mujer que lo desee renuncie a su maternidad por motivos económicos o frente a la imposibilidad de conciliar».

«Las políticas de apoyo y protección de las familias hubieran de ser una prioridad para cualquier Gobierno, independientemente de su color político; mas no por razones de rentabilidad electoral, sino más bien de solidez en nuestras convicciones», ha señalado Dancausa.