¿Cómo combatir los problemas de calvicie y de alopecia con un injerto capilar?

La pérdida del cabello, ya sea a causa de una enfermedad o por genética, es uno de los mayores problemas estéticos a los que deben enfrentarse los hombres y las mujeres. Sin embargo, por medio de un tratamiento efectivo, rápido y seguro, te olvidarás de estos problemas para toda la vida.

Recupera tu cabello

El injerto capilar es una cirugía estética muy demandada en los últimos años, gracias a los resultados que ofrece con respecto a la pérdida del cabello. Por medio de esta intervención, recuperarás tu cabello de forma permanente, dejando atrás la calvicie y la alopecia que tanto pueden afectar a tu estética. Estos dos problemas son los principales motivos por los cuales muchas personas desean realizarse este tratamiento.

La calvicie termina provocando la pérdida del cabello, ya sea de forma parcial, tanto en la parte delantera como en la parte superior de la cabeza, o de manera total. En estos casos, la pérdida de cabello ocurre debido a causas genéticas.

Sin embargo, también puede ocurrir debido a una enfermedad, el consumo de medicamentos o por cambios hormonales. Aunque mayormente son los hombres quienes sufren de calvicie, las mujeres en ocasiones también se ven afectadas por la alopecia, provocando que puedan perder el cabello.

¿Cómo funciona el injerto capilar?

El tratamiento se realiza mediante el injerto de unidades foliculares en zonas con poco volumen de cabello. La ventaja de este procedimiento es el uso de los mismos folículos pilosos de tu cabeza.

Para esto se determina una zona donante, por lo general, las áreas de mayor cantidad de cabello, como pueden ser los laterales o la parte trasera, y se extraen estos folículos pilosos usando una herramienta quirúrgica.

Después pasan por un compuesto químico que les ayuda a conservarse en las mejores condiciones, y se preparan para el siguiente paso, donde se crean microcanales en la zona receptora y se injerta el cabello. 

El tratamiento puede tardar entre unas seis a ocho horas, aunque esto dependerá del número de trasplantes a realizar.

Sin embargo, el crecimiento orgánico del cabello apenas se verá durante el primer año, por eso mismo deberás tener mucha paciencia, ya que cuando comience a crecer de forma natural, no volverá a caerse el cabello.

¿Qué técnicas se utilizan?

Existen varias técnicas utilizadas por las clínicas especializadas en estos tratamientos. Dependiendo de tus necesidades y de lo que determine el especialista, se procederá con alguna de ellas para eliminar la calvicie y la alopecia que puedas sufrir. 

La más común y popular es la técnica FUE, ya que puede ser muy eficiente y fácil de aplicar. Se trata de un procedimiento sencillo, por lo que volverás a casa el mismo día y el postoperatorio no resultará tan complicado en comparación con otros tratamientos. 

Por otro lado, está la técnica FUE ZAFIRO, un procedimiento que tiene como base la técnica anteriormente mencionada, solo que se utilizarán hojas de zafiro para crear los microcanales donde se insertarán los injertos. 

El uso de las hojas de zafiro, en comparación con las cuchillas de acero utilizadas en la técnica FUE, permiten un corte más fino, preciso y eficiente. Por último está la técnica DHI, también conocida como método Choi. Se trata de un procedimiento que utiliza agujas DHI, las cuales permiten que el folículo pase menos tiempo en el exterior, de esta manera se consigue un injerto más fuerte y con mayor volumen. 

Sin embargo, es una técnica orientada más a quienes sufren de una pérdida de cabello no tan pronunciada, ya que existen ciertos tipos de cabellos en los que las agujas no funcionan de la forma correcta. 

En las clínicas tendrás la compañía de un experto que responderá las dudas e inquietudes de cada una de las técnicas, además de determinar cuál podrá ser la mejor forma de proceder para tratar los problemas de pérdida de cabello que puedas sufrir.Por medio de estos tratamientos, las posibilidades de recuperar tu cabello serán muy altas, pero para ver los resultados necesitarás tener paciencia. Sin embargo, tendrás un cabello natural, voluminoso, denso y resistente, que no se volverá a caer.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *