Por MDO/E.P.

La cadena Burro Canaglia ha cerrado todos y cada uno de los locales de su franquicia, incluyendo el que tiene en la calle Hernán Cortés veintiocho de Santander, donde el Servicio de Bomberos de la urbe estaba pendiente de efectuar una inspección del local este miércoles que no ha podido realizarse por esta razón.

Así lo han informado desde el Municipio de Santander, que está pendiente de poder fijar el día y la hora para tener acceso al local y efectuar la pertinente inspección, una vez que el pasado viernes se registrase un incendio en el establecimiento de la cadena de la plaza de Manuel Becerra en la capital española en el que perdieron la vida dos personas y otras 12 resultaron heridas.

Puestos en contacto con un responsable de la compañía, ha confirmado que habían dado orden de cerrar todos y cada uno de los locales de la franquicia y que se ponían a predisposición para regular la visita de inspección.

El local de Santander tiene licencia de actividad de café-bar con cocina para un aforo máximo de ciento cuarenta y nueve personas en interior y cuenta con dos salidas y apertura de puertas al exterior. En el primer mes del verano de dos mil veintidos, el Municipio concedió licencia para el acondicionamiento del local bajo la dirección técnica de un arquitecto técnico.

Este martes, el local de la cadena en Bilbao retiró la decoración que ardió en el incendio del establecimiento de la capital española. Se trata de plantas artificiales que cubrían el techo y las paredes del restorán y que estaban sostienes por una malla de alambre. Fue exactamente la caída sobre las mesas de esa estructura por las llamas lo que impidió a las víctimas escapar.

Mientras que, en la capital, los servicios técnicos municipales trabajan en la posibilidad de establecer cambios en la normativa o en la realización de inspecciones para eludir esta clase de acontencimientos. A su vez, la Comunidad de la capital española se ha reunido con los hosteleros a fin de que estén alarma y se «observen de manera cuidadosa» los protocolos.