Por MDO/E.P.

Más de cien organizaciones sociales y sindicales integradas en el movimiento ‘Salvemos la Atención Primaria’, ha se van a movilizar este domingo, veintisiete de marzo, para «salvar» este primer nivel asistencial del «deterioro que atraviesa» y demandar «una mejor planificación de los recursos humanos y una mayor dotación presupuestaria».

Una movilización que va a partir desde el Ministerio de Sanidad en la capital de España hasta la Puerta del Sol para demandar, entre otras muchas reivindicaciones, recobrar lo recortado en los últimos tiempos, acrecentando el presupuesto (hasta el veinticinco por ciento del total); asegurar centros de salud abiertos y sin listas de espera; dar prioridad a las consultas presenciales; e agregar profesionales, entre otras muchas.

«Habría que tener en consideración la enorme variabilidad entre comunidades, de forma que no se prime a aquellas que han decidido destinar menos dinero, ni se penalice a quienes destinan más», mantienen desde CCOO.

En lo referente al gasto sanitario público dedicado a la AP, estas organizaciones resaltan que la comunidad que más destina es Extremadura, con doscientos setenta y dos con cuarenta y ocho euros por habitante; seguida del País Vasco, con doscientos sesenta y siete con ochenta y cuatro euros, y de Castilla y León, con doscientos sesenta y dos con cuarenta y cinco. En cambio, la que menos invierte es la capital española, que destina ciento cincuenta con ocho euros por habitante. Otras que están en umbrales bajos son Baleares, con ciento setenta y cuatro con cinco euros, y Galicia, que dedica un total de ciento ochenta y ocho con dieciseis.

Por este motivo, defienden que el ahínco presupuestario sea diferente en todos y cada comunidad y se reparta entre el Gobierno central y las comunidades. Para esto, la precisa inversión suplementaria debería repartirse entre las comunidades y el Gobierno, al cincuenta por ciento, en las primeras de forma proporcionalmente inversa al dinero que hoy en día dedican y en el Gobierno teniendo presente la población de cada una de las CCAA.

En lo que se refiere a los fondos precisos, solicitan que las comunidades autónomas cambien las prioridades de gasto e acrecienten la colecta de recursos propios. En el caso del Gobierno central, recuerdan los mil ochenta y ocho millones de euros presupuestados y no gastados en dos mil veintiuno para Atención Primaria, y los fondos europeos, aparte de la posibilidad de aprobar una partida extra para fortalecer la sanidad pública.

Todo ello, a juicio de las organizaciones, dejaría acrecentar el presente número de profesionales de Atención Primaria, unos ocho mil profesionales de la Medicina y quince de Enfermería, «que aproximarían a España a las medias de los países europeos y que serían precisos para asegurar unos centros de salud abiertos, alcanzables, que den prioridad a las consultas presenciales y cercanos a toda la población y sin listas de espera».

Finalmente, los convocantes asimismo demandan un aumento de, por lo menos, cinco mil profesionales administrativos para las unidades de atención al paciente de los centros de salud, como la integración de nuevos profesionales a los equipos (Fisioterapia, Comadres, Trabajado Social, Salud Mental, Logopedia, Atención Temprana, Farmacología Clínica), ahora solo alcanzables por derivación externa, y con demoras.