La Junta de Gobierno del Municipio de la capital española ha aprobado el nuevo contrato de administración de los 7 centros juveniles municipales por un total de dos con veintiseis millones de euros. Aumenta la inversión un once por ciento , lo que servirá para fortalecer los equipos de los centros, que van a pasar de veintiocho a treinta y tres profesionales (un dieciocho por ciento más). Esto dejará atender la mayor demanda de este servicio municipal tanto presencial como en línea y a lo largo de los días laborales y de viernes a domingo.

Los centros juveniles municipales tienen un papel precautorio desde el punto de vista social y asimismo en el campo sicológico. Conforme ha explicado la vicealcaldesa, Begoña Villacís, han contribuido de forma esencial al bienestar mental de los jóvenes usuarios a lo largo de la pandemia y, de forma especial, a lo largo del confinamiento.

El nuevo contrato dejará acentuar los certámenes y festivales como las actividades culturales y de naturaleza. Está previsto hacer diez concursos (de relatos, fotografía y danza urbana, entre otros muchos) y 4 festivales de teatro y otras disciplinas. Se marcha a fomentar un conjunto de montaña y a desarrollar un programa de senderismo con catorce salidas de un día de duración y 2 salidas multiaventura relacionadas con la escalada. También se ampliarán las salidas culturales ‘Con Ojos de Gatos’ y se harán 7 campeonatos deportivos. Además de esto, se sostendrán los proyectos precautorios como los destinados a combatir las actitudes racistas y sexistas.

El número de participantes en estos centros ha pasado de cien en dos mil diecisiete a quinientos en dos mil veinte. De enero a junio de dos mil veintiuno, cuatrocientos cuarenta ciento cincuenta y nueve jóvenes usaron las actividades. La mayoría de la programación del último año y medio ha sido on line, en tanto que el confinamiento hizo precisa la adaptación de las actividades a los canales digitales y a las redes sociales. Conforme los responsables municipales, la acogida de este formato ha sido genial y ha proporcionado a los jóvenes una vía de escape a las tensiones, primero del confinamiento y después de las limitaciones debidas a la pandemia. Conforme el Diagnóstico Social del Municipio, en el mes de octubre de dos mil veinte la mitad de los madrileños veía su bienestar mental comprometido y el conjunto más perjudicado era el de los menores de treinta años.

Los 7 centros juveniles de los que dispone hoy día el Municipio de la villa de Madrid son C.J. Tetuán Punto Joven, C.J. Chamberí, C.J. El Pardo, C.J. Hontalbilla (Fuencarral-El Pardo), C.J. Carabanchel Alto, C.J. El Lugar de mi Recreo (Villa de Vallecas) y C.J. El Aleph (Villa de Vallecas). Dirigidos a jóvenes de entre catorce y treinta años, son un sitio de encuentro, de referencia, de comunicación y de participación donde la población joven puede compartir y desarrollar sus proyectos artísticos, literarios, musicales o bien recreativos, desarrollar talleres, salidas culturales y a la naturaleza, hablas y debates, cursos de capacitación, se administran y ceden salas de estudio, salas de ensayo, puntos de conexión a internet y wi-fi gratis, etcétera

De cara al desarrollo de sus actividades, estos centros cuentan con la cooperación de otros servicios municipales como Policía Municipal, la villa de Madrid Salud, Medio Entorno, Cultura, Igualdad, Servicios Sociales y Educación, aparte de la participación de entidades que trabajan en los campos de referencia de cada actividad.