Por MDO/E.P.

La Junta de Gobierno de la capital de España ha aprobado este jueves el nuevo contrato del proyecto de residencias de semiautonomía, con veintiseis nuevas plazas para mujeres víctimas de violencia sexista y sus hijos en situación de vulnerabilidad social y económica. este recurso se transforma de esta manera en un servicio estable del Área de Familias, Igualdad y Bienestar Social que dirige Pepe Aniorte.

Desde el instante en que se puso en marcha como proyecto conduzco en el mes de junio de dos mil veinte a lo largo de la crisis de la Covid-diecinueve, «la mitad de sus usuarias han logrado empleo y han conseguido recobrar su vida autónoma», ha subrayado la vicealcaldesa de la capital de España, Begoña Villacís, en conferencia de prensa siguiente a la Junta de Gobierno.

La Red Municipal de Atención Integral a Víctimas de Violencia de Género incorporó el año pasado este nuevo proyecto de residencias semiautónomas con la meta de dar alojamiento temporal a mujeres víctimas de violencia sexista y a sus hijos tras el periodo de confinamiento en vista del aumento de casos de esta clase en situación de vulnerabilidad y/o exclusión social por la crisis derivada del coronavirus. Desde ese momento el proyecto ha desarrollado intervenciones orientadas a la integración social y laboral de las mujeres alojadas aparte de para fomentar su acceso a los recursos locales y comunitarios de la urbe.

El nuevo contrato que se ha aprobado el día de hoy incluye un total de 7 residencias, 3 de ellas para mujeres mayores de sesenta años, que han sido siempre y en todo momento «las más invisibles» a la violencia sexista que han sufrido. La estancia media de las mujeres y sus hijos es de entre nueve y doce meses de forma semiautónoma, con un apoyo social y laboral para la restauración total de sus vidas. En lo que se refiere a la estancia máxima en las residencias va a venir determinada por los diferentes perfiles de las mujeres y su evolución en la restauración de su vida autónoma.