Paralelamente a los trabajos de inspección, poda y tala de los árboles mutilados por Filomena, el Municipio de la capital de España aborda la reorientación de su estrategia de plantación. Los 5 conjuntos municipales confluyen en la emergencia de acotar un modelo que evite en la medida de lo posible un nuevo reguero de ramas partidas y ejemplares desplomados si se repite un temporal afín. Por esta razón, aprobarán de manera unánime en el Pleno de Cibeles de este martes un plan excepcional para recobrar la masa arbórea perdida en la capital.

Tal y como adelanta Más la capital española a Madridiario, todas y cada una de las fuerzas políticas han debatido este proyecto de reforestación que se presenta como una enmienda transaccional conjunta. El texto agrupa medidas planteadas por las diferentes iniciales, mas se asienta sobre una base propuesta por la capacitación que lidera Rita Maestre. A solicitud de Vox, la primera actuación acordada es la constitución de un Consejo Consultor de Especialistas Independientes en la evaluación y administración de espacios forestales, paisajismo y arbolado urbano. Este órgano realizará un informe sobre el que pivotará la estrategia de plantación y mantenimiento del arbolado a corto y largo plazo.

«Es preciso planear y determinar las actuaciones para hacer una reforestación que sea global y afecte a todos y cada uno de los parques y a toda la urbe«, ha trasladado a Madridiario el encargado de Medio Entorno y Movilidad, Borja Carabante. En este proceso, el concejal ‘popular’ valora la relevancia de sumar activos: «Deseamos contar con todo el planeta, no solo con los técnicos municipales sino más bien asimismo con aconsejes externos que nos asistan a validar las ideas y a reunir sacrificios para lograr la meta de recobrar el patrimonio verde a la mayor brevedad».

Siguiendo las indicaciones del Consejo de Especialistas, se establecerá un plan que contemple una selección de las especies más convenientes para cada localización, que se amolden al cambio climático y que requieran un cuidado mínimo. Entre estas se incluirán las arborescentes a fin de acrecentar la biodiversidad, una de las líneas esenciales del proyecto. El documento recoge asimismo la implementación de nuevos corredores verdes.

Según las cifras consistoriales, la borrasca ha ocasionado estropicios en ochocientos árboles, un cuarenta y cinco por ciento de los uno con siete millones contabilizados en la urbe. De ellos, hasta ciento veinte no subsistirán a la borrasca. En su mayor parte, pinos que no aguantaron el desmedido peso de la nieve. En consecuencia, se garantizará la conservación de los ejemplares dañados que evitaron la tala «para asegurar su buena salud y supervivencia». También, en las nuevas plantaciones se efectuarán las labores de poda precisas para asegurar una adecuada capacitación y porte en su madurez.

Por otra parte, se va a diseñar un plan de producción de árboles en los viveros municipales para dar contestación a la demanda de los próximos años, tal y como sugirió Más la capital española. Además de esto, se implicará a los vecinos de la capital española en el cuidado del arbolado por medio de acciones de educación ambiental y de un canal municipal en el que van a recibir asesoramiento para resguardar la flora privada. La ciudadanía asimismo participará de forma activa en el plantío de nuevos ejemplares e inclusive va a tener la posibilidad de adoptar un árbol.

Por iniciativa tanto de Más la capital de España como del Partido Socialista se ha pedido asimismo un «incremento significativo» de la plantilla de jardineros, del presupuesto y del material preciso para preservar el patrimonio vegetal con exactamente los mismos estándares de calidad en los veintiuno distritos. En este sentido, fuentes del área de Medio Entorno explican que el nuevo contrato de mantenimiento y limpieza de zonas verdes, que va a entrar en vigor el mes próximo de agosto, ya recoge un incremento del veinte por ciento en el número de obreros.

Como aspecto a resaltar, se ha determinado demandar que estos profesionales que se hacen cargo de tareas de mantenimiento cuenten con capacitación en arboricurtura, así sean empleados públicos o bien de las compañías concesionarias. El plan apoyado por todos y cada uno de los conjuntos concluye con el compromiso de actualizar el inventario informatizado del arbolado, una iniciativa impulsada por el Partido Socialista. De esta manera, se compendiarán y publicarán «periódicamente» datos sobre la edad, la especie y el estado fitosanitario de todos y cada uno de los ejemplares situados tanto en la vía pública como en los parques, especificando aquellos que presentan peligro de caída.

Tareas de recogida de ramas en el parque de Santander. (Foto: Chema Barroso)

Objetivo: prosperar la calidad de vida en la urbe

Una investigación del Consistorio madrileño de dos mil dieciocho descubrió que la masa arbórea de la capital captura todos los años seiscientos setenta y tres toneladas de polución. En una ciudad donde se exceden los niveles de polución máximos fijados por la UE de forma continuada desde hace una década, resulta inevitable empreder una reforestación inmediata teniendo en consideración la vulnerabilidad mostrada por determinadas especies, como ciertas coníferas, ante escenarios climatológicos desfavorables como el de principios de enero.

El Consejo Consultor de Especialistas se conformará bajo esa premisa de examinar qué tipologías resulta conveniente plantar y su ubicación ideal. Cuando se extraigan las conclusiones, el área de Medio Entorno y Movilidad que encabeza Borja Carabante aceptará la ejecución y control de las actuaciones que se dispongan.

El edil de Más la villa de Madrid José Luis Nieto apunta que su conjunto se alegra «mucho» de que el Pleno «vaya a aprobar la iniciativa planteada por nuestro partido, que es la base esencial de la proposición que ha concitado el máximo acuerdo entre los conjuntos». Sobre el acuerdo alcanzado, señala que «todos compartimos la necesidad de resguardar y recobrar el patrimonio arbóreo tras el temporal».

Por su lado, el concejal socialista Ignacio Benito hace hincapié en que «tenemos por delante un reto enorme: asegurar que la capital española tenga árboles suficientes a fin de que podamos respirar todos, no los del Partido Socialista o bien los del Partido Popular, sino más bien todos, y de ahí nuestra mano tendida». Ante un fin de esta trascendencia, espera que el Gobierno local «esté a la altura del reto que tenemos enfrente».