Por MDO/E.P.

El personal de viviendas no vacunado en la zona contra el coronavirus apenas llega al cinco por ciento y se somete periódicamente a test de antígenos y otras medidas de cautela. De esta manera lo ha indicado Nuria Roldán, presidencia de la Asociación de Empresas de Servicios para la Dependencia (AESTE), una de las patronales del negocio de las viviendas más esenciales, tras reunirse esta mañana con la consejera de Familia y Política Social, Concepción Dancausa.

Roldán ha asegurado que en estos centros solo una pequeña una parte de los trabajadores no se han querido vacunar. «Hay casos que personas que puedan tener alguna complejidad con la vacunación y con toda la experiencia trabajamos con ambientes abiertos y sectorización que dejan asegurar al límite la cautela. No se debe olvidar que las viviendas son centros abiertos, y hay que proseguir tomando las medidas», ha indicado.

A este respecto, Dancausa ha indicado que no se puede obligar a absolutamente nadie a vacunarse en nuestra legislación. De ahí que, ha recordado que el Gobierno regional y el Partido Popular ha pedido en muchas ocasiones una ley de pandemias «que contemple aspectos en los que las comunidades autónomas no tengan capacidad».

«Nosotros hemos recomendado a quienes atienden a mayores que se vacunen pues el peligro es menor. A los que no están hemos establecido condiciones como test de antígenos, reunirse en un espacio abierto, etc.. Hemos tomado medidas mas no podemos vacunar obligatoriamente a absolutamente nadie», ha añadido.

Con respecto a la posibilidad de implantar una tercera dosis de la vacuna contra la Covid a los usuarios de geriátricos, Dancausa se ha remitido a las evidencias a nivel científico. «Ahora lo que nos afirman es que es positivo y que hay que vacunar a quienes tengan más debilidad. Entonces se estudia otras cuestiones, como la vacunación a menores de doce años. Como está enfermedad es ignota, vamos avanzando y conociendo día a día mejor que es lo que se debe hacer», ha dicho.

La titular regional de Política Social asimismo ha señalado que trabajan con la Consejería de Sanidad para hacer un protocolo con la meta de «prosperar el control y vigilancia de las viviendas y los brotes que se están produciendo; aguardamos tenerlo en breve».