El juez abrió esta investigación como una pieza separada del llamado ‘caso Neurona’, que a su vez procedía de una demanda de José Manuel Calvente, otro ex agogado despedido por Podemos y que como represalia empezó este proceso legal. Esa causa, que aseguraba que había una caja B en el partido morado, asimismo se descartó por la Justicia.