La ex regidora de la villa de Madrid, Manuela Carmena, se mostró muy molesta una vez que su nombre volviese a comparecer como posible aspirante a las elecciones municipales de la villa de Madrid en dos mil veintitres.

Concretamente fue su ex compañera Marta Higueras, quien llegó a ser su teniente de regidor (dos mil quince-dos mil diecinueve), quien en una entrevista en el digital ‘eldiario.es’ especuló con su regreso a las urnas como gran baza electoral.

Verdaderamente lo que afirmó es que lo que queda de los ‘carmenistas‘ originales, escindidos ya de Más la capital de España, el partido que formaron Carmena e Íñigo Errejón, iban a plantear a la juez que encabezara una lista electoral que pudiese hacer en frente de PP y Vox.

«Si Manuela quisiese presentarse nuevamente a unas elecciones creo que sería el único modo de recobrar la capital de España frente al riesgo real de que rija la derecha o la extrema derecha». Y añadió: «Desde entonces que se lo pediremos, se ve que prosigue siendo referente de mucha gente. Por eso es esencial que se lo solicitemos y lo procuremos».

Carmena, disgustada

Al conocer estas declaraciones, Carmena negó en la ‘Cadena SER’ su regreso y se mostró muy molesta con sus ex compañeros, aparte de contrariada: «Desde luego que no, ni mucho menos pienso presentarme».

La ex alcade estaba algo sorprendida por este hecho, ya que había aclarado a sus ex compañeros que no retornaría y que se había retirado completamente. Además de esto, se desligó de los ‘carmenistas’ que se escindieron de Más la capital española, diciendo que no toma partido ni por unos ni por otros, y que sencillamente sostiene buenas relaciones con los dos.

Sobre su rotura (los ‘carmenistas’ de Recobra la capital de España se fundamenta en cuatro concejales que salieron de Más la capital de España), Carmena espera que puedan arreglarse: «Les tengo mucha consideración y me agradaría que llegasen a pactos entre ellos y que fuera bueno para la legislatura del futuro, mas afirmé que no, que me iba de la política activa y así proseguiré».

Molesta en especial con las palabras de Higueras en esa entrevista, afirmó que «son ganas de confundir» a electorado. «Debemos intentar aclarar y no hacer declaraciones que no son ciertas», resolvió.

Carmena contó que se enteró por la prensa y se sintió molesta: «Me he enterado esta mañana y me he llevado un buen desazón por el hecho de que no son formas y hay un anhelo con encuadrarme en uno de los dos conjuntos y no estoy en ninguno».