Por MDO/E.P.

El aeropuerto Adolfo Suárez la capital de España-Barajas prevé registrar un total de dos mil ochocientos treinta y cinco vuelos entre este viernes y el último día de la semana en el marco de la operación retorno de verano; lo que supone un incremento del cincuenta y uno con tres por ciento con respecto al mismo periodo del año pasado, conforme los datos facilitados por Aena a Europa Press.

De esos vuelos, la mayoría son internacionales, mil setecientos cincuenta y siete -un setenta y ocho por ciento más en un año-, al tiempo que los nacionales suponen mil setenta y ocho -un veintiuno con siete por ciento más-. De un año para otro se aprecia la leve restauración del turismo internacional conforme se marchan abriendo las fronteras a causa del avance de la vacunación.

Todavía de esta forma, las cantidades prosiguen lejos de dos mil diecinueve, vuelta de unas vacaciones pre-pandemia, donde los vuelos internacionales registrados por el aeródromo madrileño fueron prácticamente el doble -tres mil doscientos cuatro-, al paso que los familiares están más cerca de la cantidad de entonces -mil trescientos veintiocho-.

Esta restauración de los vuelos se aprecia asimismo en el conjunto de la red de Aena, donde se aguardan un total de veinte y ciento ochenta y cuatro vuelos, de los que más de la mitad son internacionales -once y cuatrocientos ochenta-, en frente de los ocho mil setecientos cuatro nacionales.

Esto supone un incremento de más de seis mil vuelos con respecto al año pasado, cuando se marcaron catorce y doscientos sesenta y tres. Asimismo se explicita que este desarrollo se sosten primordialmente en el turismo internacional, que ha aumentado en prácticamente cuatro mil cuatrocientos en frente de dos mil veinte, al paso que los nacionales, pese a probar un repunte, este es menos voluminoso, de mil quinientos treinta y siete.