Bankia apoya, por octavo año sucesivo, al Centro de Capacitación Padre Piquer con el propósito de dar continuidad a 2 programas formativos para familias en situación de vulnerabilidad como son el ‘Servicio de Intervención con Familias y Pupilos (SIFA)’ y el proyecto ‘Aulas Cooperativas Multitarea treinta (ACM treinta.)’.

El marco de cooperación deja, merced a la aportación de treinta y cinco.000 euros por la parte de Bankia, que Padre Piquer prosiga desarrollando los proyectos en los que la entidad ya depositó su confianza hace unos años. La cooperación se remonta a dos mil trece, en el caso del programa de intervención con familias, y a dos mil catorce con relación al proyecto de salas cooperativas.

El directivo de Administración Responsable de Bankia, David Menéndez, ha señalado que “Bankia tiene un fuerte compromiso con Padre Piquer, un centro de referencia a nivel formativo que trabaja por la integración, la capacitación de calidad y la capacitación en valores con una clara orientación cara la promoción social y también igualdad de oportunidades”.

Por su lado, el directivo de Padre Piquer, Luis Alberto Rodríguez de Rivera, ha señalado que “gracias a Bankia podemos proseguirse apoyando a los pupilos con mayor peligro de exclusión en sus necesidades asociado-familiares más complejas. También, el apoyo al proyecto de las salas cooperativas en su dimensión digital es esencial y se ha mostrado en especial urgente a lo largo de la pandemia con la enseñanza a distancia”.

El principal objetivo del ‘Servicio de Intervención con Familias y Alumnos’ es desarrollar una auténtica capacitación integral de los pupilos que contemple su dimensión humana, aparte de la académica, sensible a los inconvenientes personales, sociales y familiares que están atravesando. De esta forma, por medio del SIFA, se ofrece apoyo tanto a los pupilos como a sus familias para enfrentarse a las situaciones de vulnerabilidad en las que se hallan.

Entre las tareas de mediación escolar que se hacen en el marco de esta iniciativa, podemos destacar las siguientes: fortalecer las técnicas de colaboración y comunicación escolar para reducir las tensiones, los enfrentamientos y la violencia entre los alumnos; sensibilizar a los profesores, familias, pupilos y personal no enseñante del centro de educación de la relevancia de solucionar los enfrentamientos, y ser parte de los recursos incorporados por el Centro escolar en su Plan de Convivencia y en su Observatorio de la Convivencia, entre otros muchos.

Desde dos mil dieciseis, a través del servicio SIFA se ha atendido a treinta estudiantes y treinta y cinco familias por año centrando el foco en aquellos estudiantes con inconvenientes de regulación sensible, déficit de atención y conducta alimenticia que no requieren hospitalización ni seguimiento en un centro de día o bien comienzos de consumo de substancias sicoactivas.

Por su lado, el proyecto ‘Aulas Cooperativas Multitarea 3.0’ es un paso más en el proyecto de las Salas Cooperativas Multitareas. El principal objetivo de esta iniciativa es crear un nuevo escenario educativo en el que las tecnologías digitales sean el soporte más esencial para el acceso al conocimiento y de esta manera, así como la experiencia metodológica de las salas cooperativas, dar una contestación renovadora, inclusiva, integral y significativa al proceso de enseñanza-aprendizaje.

Con este programa se quiere reducir de manera notable los índices de absentismo escolar, atender de forma inclusiva y en igualdad de ocasiones a todos y cada uno de los pupilos de Piquer, en especial a los más frágiles, motivar al estudiantado en el aprendizaje y prosperar la participación y también implicación de las familias en la capacitación.

Desde dos mil dieciseis, un total de 480 estudiantes de ESO y treinta y uno profesores han formado una parte del proyecto ‘Aulas Cooperativas Multitareas’.