Por MDO/E.P.

El aspirante de Ciudadanos a la Presidencia de la capital española, Edmundo Bal, ha mandado esta mañana a sus análogos del Partido Popular, Partido Socialista Obrero Español, Vox, Más la capital española y Unidas Podemos una carta con un acuerdo por el «respeto y la conciliación» en frente de la violencia.

«La violencia supone una lesión al sistema democrático. Espero que me respondan, por el hecho de que son 5 puntos que son simples de firmar«, ha indicado Bal en una entrevista en RNE.

En esta misiva, se pone el foco en la «escalada de tensión y polarización» de esta campaña, y alarma de que las consecuencias de que los «actos totalitarios no se censuren sin paliativos» pueden derivar en una «espiral de enfrentamiento» entre los madrileños.

«Estoy seguro de que no habría mayor irresponsabilidad, por la parte de quienes aspiramos a representar a nuestros conciudadanos, que la de trasladar a la sociedad la división y el enfrentamiento», incide Bal en la carta en la que apunta a las amenazas que han recibido estas semanas 2 ministros, 2 aspirantes a la Presidencia regional (PP y Unidas Podemos) y la directiva de la Guarda Civil, María Gámez.

Es por este motivo que plantea al resto de cabezas de lista 3 puntos que pasan por condenar «toda expresión de violencia, incluidas amenazas, coartes y señalamientos» con independencia de a quién se dirijan, abandonar a alegatos que justifiquen «prácticas antidemocráticas, criminalicen al contrincante político y fomenten el enfrentamiento entre ciudadanos», y también impulsar un «acuerdo por la concordia y la convivencia».

El manifiesto concluye afirmando que la «unión de los demócratas en un instante de máxima tensión» es un signo de «madurez y salud democrática», aparte de una «responsabilidad histórica» que es preciso aprovechar para probar a los españoles que los políticos son capaces de ponerse conforme en «reconocer el derecho de quien piensa diferente a que sus ideas puedan ser expresadas con exactamente la misma libertad que se quiere expresar las propias».

Ayuso piensa que «sobra» este pacto: «Resulta obvio que todos condenamos la violencia»

La presidente de la Comunidad de la capital de España y aspirante del Partido Popular a la reelección, Isabel Díaz Ayuso, ha considerado que el acuerdo por la conciliación que ha propuesto Edmundo Bal «sobra» por el hecho de que es «evidente» que todos condenan la violencia.

En una entrevista en Onda Cero, Ayuso ha considerado que es «superfluo» proponer cuestiones que tienen como objetivo poner a otro «contra las cuerdas» para llevar «a conforme qué imágenes». «Está claro que todos condenamos la violencia. Está claro que todos procuramos la concordia«, ha destacado.

Además de esto, ha protegido que pertenece a un partido que, como muchos «muchos otros», está conforme con el acuerdo del setenta y ocho y que son «fieles garantes de la Constitución».

«Hay otros que no lo hacen. Hay otros que están atentando, como vemos con Pablo Iglesias, contra el Rey de España, que incitan la violencia, que acuerdan con las personas que lo último que desean es lo mejor para este país, que son los que promueven los escraches. Hay partidos que están fuera de toda lógica y otros que, desde entonces, vivimos en convivencia, con normalidad», ha declarado.

Para la presidente, esto «sobra» pues es «evidente». A su parecer, «es como firmar» que no se golpeará a los pequeños «cuando lleguen a clase». «A ver estoy conforme mas no creo que debamos estar en esto. A mí es que en el momento en que me meten en bretes suelo por tendencia no hacerle mucho caso», ha zanjado.

Más la villa de Madrid firmaría el manifiesto si bien sean «insolentes» por el hecho de que apoyaron al Partido Popular «con supervisión de Vox»

La aspirante de Más la villa de Madrid a las elecciones autonómicas del cuatro de mayo, Mónica García, firmaría el manifiesto, si bien ha reclamado que los ‘naranjas’ no sean «insolentes» por el hecho de que fueron exactamente los mismos que rigieron con el Partido Popular bajo la «supervisión de Vox».

«¿Firmaría un manifiesto contra la crispación? Sí, mas es un tanto una estrategia de Cs abstracta. Es una manifiesto en favor de la paz mas ¿exactamente en qué se manifiesta eso?», se ha preguntado Mónica García para referirse a Vox, «el partido que ha puesto con su política de odio al colectivo LGTBI en la diana, a los menores no acompañados, a las mujeres, a la violencia sexista».

«¿Eso qué? ¿Entonces qué hacemos? ¿Acordamos con ellos? ¿El señor Edmundo Bal haría lo mismo que Cs en el gobierno precedente con el Partido Popular y la supervisión de Vox? Aterricemos las cosas, no seamos insolentes«, ha respondido a Ciudadanos.