Por MDO/E.P.

El portavoz de la Ejecutiva de Ciudadanos y portavoz adjunto en el Congreso de los Miembros del Congreso de los Diputados, Edmundo Bal, ha descartado este martes que vaya a presentarse como aspirante a la Presidencia de la Comunidad de la capital española en las elecciones del cuatro de mayo y ha subrayado que su partido no procuró fomentar una petición de censura contra Isabel Díaz Ayuso.

En este sentido, el portavoz ha denunciado que ciertas personas que están abandonando Cs estos días son «dinamiteros» que «pretenden destruir Cs desde dentro». Con relación a la secretaria general de Ciudadanos, Marina Bravo, a quien ciertos han acusado de impulsar esa acción y de haber presionado a miembros del Congreso de los Diputados, «ha negado rotundamente que hubiese ningún intento de petición de censura».

Mantiene que su partido jamás ha pretendido romper el Ejecutivo del Partido Popular y Cs en la Comunidad de la villa de Madrid y estima que Díaz Ayuso usó la situación en la Zona de Murcia y en el Municipio de la urbe contra el Partido Popular como una «disculpa sin fundamento» para convocar elecciones adelantadas.

Por otra parte, Bal ha asegurado que goza «enormemente» con su trabajo en el Congreso y desea continuar en el conjunto parlamentario «haciendo esta función», ha dicho en una conferencia de prensa en el Congreso.

En exactamente la misma línea, ha afirmado que en caso de que Inés Arrimadas le planteara ser el cabeza de lista de Ciudadanos en la capital de España, «le afirmaría que estoy contentísimo con el trabajo que hago en el conjunto parlamentario y que mi deSeo y también pretensión es quedarme acá«, ha manifestado al apuntar que solo son diez miembros del Congreso de los Diputados y que sus compañeros se apoyan en él para solicitarle consejo y a fin de que organice el trabajo.

Con respecto al miembro del Congreso de los Diputados de Ciudadanos en la Reunión de la villa de Madrid y exvicepresidente del Gobierno autonómico del Partido Popular y Cs, Ignacio Aguado, depuesto la semana pasada por la presidente, Isabel Díaz Ayuso, Bal ha eludido decir si debería regresar a presentarse como aspirante a la Presidencia. «Las candidaturas en mi partido se resuelven mediante las primarias. En consecuencia, que se presente quien desee y los afiliados votarán de manera libre», ha apostillado.

Por otra parte, el portavoz ha advertido de que «la única forma de que en el Gobierno de la Comunidad de la capital española no estén ni (Pablo) Iglesias ni (Rocío) Monasterio», los aspirantes de Unidas Podemos y de Vox, respectivamente, «es votar a Ciudadanos».