La presidente de la Comunidad de la villa de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha mostrado su sorprendo frente a la misiva que ha mandado el Papa Francisco al gobierno de la nación de México, en la que el Beato Padre ha pedido perdón por los fallos cometidos anteriormente por la Iglesia Católica en ese país. «Me sorprende que un católico que habla de España hable de esta forma de un legado como el nuestro que fue el llevar el de España y el catolicismo por medio de las misiones; y, por ende, la civilización y la libertad al continente americano», ha sostenido Díaz Ayuso desde Washington en el trascurso de su viaje institucional por USA.

La carta que ha mandado el Santurrón Padre al gobierno de México, y a la que se refiere la presidente de la Comunidad, se enmarca en la celebración de los doscientos años de independencia de esta nación. Conforme ha asegurado el Papa en la carta, difundida en una conferencia de prensa por el arzobispo de la ciudad de Monterrey hace menos de veinticuatro horas, «en distintas ocasiones, tanto mis predecesores como mismo, hemos pedido perdón por los pecados personales y sociales, por todas y cada una de las acciones o bien omisiones que no contribuyeron a la evangelización».

Prosigue la vira de Díaz Ayuso: 4 días para su aterrizaje en la Convención del Partido Popular

La presidente de la capital de España ha aprovechado los días que lleva en USA para reunirse con diferentes entidades y organizaciones con el propósito de situar la capital de España como polo de atracción de empresarial, cultural y político. Además de esto, entre sus metas asimismo se halla el proteger el legado de España en América en frente de la «historia legendaria negra» y la «revisión maniquea de la Historia» que, a su parecer, se está procurando efectuar con un desarrollo «preocupante» del «indigenismo y el populismo».

Este viaje, como se ha publicado, va a durar un día menos de lo previsto puesto que la presencia de Díaz Ayuso es precisa en la Convención Nacional que el PP festeja desde el pasado fin de semana en Valencia, con lo que la presidente volverá a España el próximo dos de octubre.