Por MDO/E.P.

La presidente de la Comunidad de la villa de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, recurrirá este lunes frente al Tribunal Supremo (TS) el currículo de Bachillerato elaborado por el Gobierno de Pedro Sánchez por estimar que «acarrea una enorme carga ideológica”. Además, Ayuso estima que «deja de lado» aspectos que el Ejecutivo regional considera «esenciales» para la educación de los pupilos.

Así lo han avanzado fuentes del Gobierno regional que apuntan que el currículo educativo tal y cono está configurado por el Gobierno es «en especial dañiño» en la etapa de Bachillerato, siendo esta «la más esencial, pues da acceso a estudios superiores y universitarios».

Va a ser la propia presidente de la Comunidad de la capital española, Isabel Díaz Ayuso, quien informe mañana lunes del contenido del recurso que el Gobierno regional presentará frente al Supremo.

Ayuso ya había anunciado que el Gobierno autonómico examinará de «forma detallada y urgente» el contenido de los nuevos libros de texto para el próximo curso 2022/23 mediante un plan singular que realizará el Servicio de Inspección Educativa autonómico.

El consejero de Educación, Ciencia y Universidades y portavoz del Ejecutivo regional, Enrique Ossorio, llegó a calificar de «bodrio» los nuevos currículos educativos del Gobierno central, al que afeó echar la culpa a las editoriales en la preparación de los libros de texto.

Ossorio ya alertó por carta al jefe de unidad del Comité Europeo de las Zonas en materia de educación, Kyriakos Tsirimiagos, de la presencia de la «ideología» y el «adoctrinamiento» en los currículos educativos del Gobierno nacional y en los libros de texto, al paso que en otra misiva solicitaba una asamblea urgente de la Conferencia Sectorial de Educación por este tema a la ministra de Educación, Pilar Alegría.

Nuevo currículo

El nuevo currículo de Bachillerato, aprobado por el Gobierno central, deja a los pupilos ir a la EBAU con un suspenso. Los estudiantes van a poder pasar de 1º a 2º con dos materias sin aprobar y conseguir el título con una pendiente. Recobra Historia de la Filosofía de 2º y, asimismo en 2º, Historia de España empezará en el año mil ochocientos doce, en vez de en la Prehistoria, como ocurre ahora.

Además de esto, va a haber 5 modalidades de Bachillerato: Ciencias y Tecnología; Humanidades y Ciencias Sociales; dos bachilleratos de Artes (uno de Artes Plásticas, Imagen y Diseño y otro de Música y Artes Escénicas); y otro General. Dónde se dan, lo van a decidir las comunidades autónomas.

El texto asimismo recoge que los pupilos van a poder someterse a exámenes de restauración de aquellas materias que no hayan aprobado, otra diferencia significativa respecto a la ESO, donde se suprimen este género de pruebas.

Todos y cada uno de los pupilos, con independencia del Bachillerato que escojan, cursarán Educación Física en primero, Filosofía en primero e Historia de Filosofía en segundo, Historia de España en segundo, como Lengua Castellana y Literatura y Lengua Extranjera (generalmente inglés), tanto en primero como en segundo. Al darse en los dos cursos, van a ser las que más horas van a tener, con doscientos diez cada una. El resto van a tener setenta horas, salvo Educación Física, que va a contar con treinta y cinco horas. Todos y cada uno de los cambios se implantarán en el año académico dos mil veintidos-dos mil veintitres para 1º de Bachillerato y en el curso dos mil veintitres-dos mil veinticuatro para el 2º curso.