Por MDO/E.P.

La interrupción voluntaria del embarazo de las mujeres, el aborto, ha vuelto a ser tema de charla en la Reunión de la villa de Madrid una vez que este miércoles se conociese el caso de una médico madrileña que fue derivada a una clínica privada a fin de que se le practicara un aborto.

La Cadena SER avanzaba el día de ayer el caso de una mujer cuya vida corría riesgo a consecuencia de problemáticas derivadas de su embarazo, conforme los facultativos prácticamente imposible además de esto, que denunció la situación que había sufrido al pedir que se le practicase un aborto en el centro de salud público en el que trabaja y en el que no se le efectuó debido a que ningún miembro del servicio de ginecología lo hiciese al amparo del derecho a la objeción de conciencia.

Las formaciones políticas de izquierda denunciaran esta situación a su entrada al Pleno de la Cámara regional este jueves. Por una parte, Mónica García, portavoz del Conjunto Parlamentario Más la villa de Madrid y líder de la oposición, ha afeado lo sucedido a su llegada a la Cámara regional, de igual modo que lo ha hecho Hana Jalloul, portavoz del Conjunto Parlamentario Socialista.

Una vez en el Parlamento y a lo largo de la sesión de Control al Gobierno, la líder de la oposición ha vuelto a hacer referencia a los hechos, a lo que la presidente regional, Isabel Díaz Ayuso, ha protegido que no forzará «a ningún médico de la Sanidad pública madrileña a practicar un aborto contra su conciencia».

«Ignoro el caso del que me habla, mas créame que no obligaré a ningún médico de la Sanidad Pública madrileña a practicar un aborto contra su conciencia, que es el motivo el que fue compañero suyo de carrera, una persona que comenzó a estudiar Medicina para salvar vidas y no para hacer lo opuesto», ha manifestado la presidente regional.

Ayuso ha trasladado que con ella «no cuenten» y, si bien ignora el caso y respetado «todo», ha insistido en que no obligará «a un médico a ir contra su conciencia». «A lo mejor si, es que la tengo muy sosegada», ha zanjado.