La presidente de la Comunidad de la capital de España, Isabel Díaz Ayuso, ha señalado que «para arruinar todavía más a la hostelería en España» como a los comercios, a la iniciativa privada y a tantas familias, con ella que «no cuenten».

«No puedo ser más clara», ha contestado a renglón seguido a las preguntas de los cronistas sobre si el Gobierno regional prevé adelantar el toque de queda, como proponen otras autonomías.

La líder madrileña ha indicado que respeta la autonomía de las comunidades. «Puesto que no hay una estrategia como país frente a la pandemia, en tanto que nos hemos echado a las espaldas la administración de exactamente la misma, lo que solicito es el respeto a fin de que cada comunidad aplique las medidas que considere oportunas», ha dicho.

Por su lado, ha sostenido que desde entonces no va a «arruinar a estos campos más perjudicados» sino seguirá trabajando en su estrategia de acrecentar test de antígenos. En este punto, ha recordado que la zona cuenta con el Centro de salud Enfermera Isabel Zendal que está para «descongestionar» el resto de centros de salud y tener más capacidad para «proseguir conjugando economía y salud».

Ayuso ha aprovechado para solicitar al encargado del Gobierno, José Manuel Franco, que actúe acorde a su cargo, haciendo eficaces las limitaciones en zonas básicas. En este sentido, ha indicado que se están advirtiendo «numerosas fiestas ilegales y falta de inspecciones». «No pueden abonar justos por pecadores», ha remarcado.